En estos últimos meses, quizá nos hemos centrado bastante más en la vuelta de los festivales de verano que en el importantísimo regreso de la actividad reggae local.

En fin, ahora es un buen momento para hablar de la reapertura del ocio nocturno.

Romain Virgo. Foto Fernando Hevia. La reapertura del ocio nocturno

La reapertura del ocio nocturno

Como sabéis, a pesar de que esta noche finalizará el Estado de Alarma en nuestro territorio; el ocio nocturno seguirá prohibido. Bueno, salvo en Andalucía que al menos se permite la actividad hasta las 02h. En realidad, podría parecer raro que el gobierno todavía no haya considerado la reapertura de la industria del entretenimiento. El caso es que ni siquiera se han oído muchas voces sobre cuáles podrían ser los protocolos sanitarios para su vuelta. Sin olvidar, la experiencia positiva de la sala Apolo de Barcelona.

Pero, ¿por qué se ha llegado a esta situación? Probablemente, todo este relacionado con la economía sumergida que siempre se ha generado alrededor del ocio nocturno. Dicho de otro modo, el gobierno contempla esta actividad como poco productiva a la hora de recaudar impuestos. Si, otra vez parece ser que manda el dinero y poco importa la cultura.

Johnny Osbourne. Foto Javier Pulpo. La reapertura del ocio nocturno

Regulación a la vista

Llegados a este punto, esperamos equivocarnos, pero lo mismo se acerca una nueva regulación laboral en el sector. Y bueno, no tiene pinta de que algo así fuese positivo para aquello que se pueda englobar dentro de lo underground. Efectivamente, todo apunta a que se impondría lo que podríamos denominar la ley del mainstream. Vaya, que sólo sobreviviría la actividad que pudiese llevarse a cabo legalmente y para eso tiene que ser boyante económicamente hablando.

Sin duda, esto sería un varapalo enorme y podría suponer el fin de la escena reggae que conocemos. De hecho, nos tememos que ya podría haber comenzado a suceder. Son muchas las personas que se han dedicado a organizar o participar en los eventos de música jamaicana y que ahora se encuentran desprotegidas. Ejercieron su trabajo sin ningún tipo de contrato, sin seguro y se han quedado fuera de los ERTES o cualquier otro tipo de ayuda social. Lógicamente, su única solución ha sido emprender un camino laboral que poco a poco les alejará del reggae.

Presentación Nº 5 DotheReggae @ Sala Siroco (Madrid)
Mas Jahma Sound. Foto I Shoot People. La reapertura del ocio nocturno
rototom-2022