En realidad, No nos cansamos de hacer llamamientos como el que vamos a realizar en el siguiente artículo.

en estos meses de verano, más proclives al Reggae, tenemos que conseguir que la cultura musical jamaicana brille tanto que sea imposible detener su avance.

Hagamos que el Reggae vuelva a ser grande

En alguna que otra ocasión hemos comentado que, si hablamos de difusión, unos de los máximos responsables son los Sound Systems y selektahs. Estas personas son las encargadas de la selección musical de los distintos eventos de Reggae, Ska, Dub o Dancehall que tienen lugar por estas latitudes. Sin embargo, no siempre son conscientes de su misión como embajadores musicales. Son quienes deben de apostar por los ritmos y mensajes más correctos. Por ello, y más siendo pleno verano, sería muy importante que los selectores realizasen un esfuerzo por difundir el verdadero sonido jamaicano.

Recordad esos otros ritmos que actualmente están sonando en las sesiones, ya sabéis, los influenciados por el Trap, Reggaeton, Afrobeat o Soca. Si os fijáis, cuando se eliminan las voces de muchas de esas canciones no queda nada para poder identificarlo como jamaicano. Mientras que si nos dedicamos a explorar la discografía de décadas anteriores, desde finales de los 60 hasta incluso en nuestros días, hay un sinfín de riddims indudablemente jamaicanos. Vaya, son tan genuinos que hasta la instrumental ya es digna de admiración. Por cierto, os recordamos que hace poco más de una semana publicamos un artículo donde Bounty Killer hablaba también sobre estos temas.

El rescatar aquellos proyectos, probablemente, sea una de las mejores formulas para comenzar a recuperar el reconocimiento que ha perdido esta música. A su vez, con ello, selektahs y Sound Systems también estarían garantizando la preservación de la cultura musical jamaicana. No obstante, tampoco hay que olvidarse de la generación más joven de artistas de la isla, ya que es vital el poder garantizar un futuro mucho más sólido que el presente que vivimos. Y ojo, musicalmente hablando, tampoco hay que cerrarse en banda a nuevas propuestas. De hecho, la evolución siempre ha estado presente en la historia de la música jamaicana. Eso sí, la evolución no significa desconexión con las raíces.

El sello made in Jamaica

En verdad, vivimos en un tiempo en el que las adquisiciones musicales son más sencillas que en ningún otro momento, pero la realidad nos dice que la mayoría de la gente se deja guiar por el marketing todopoderoso y las modas que van y vienen. El caso es que, si echamos un vistazo a los vídeos más vistos de Youtube con influencias jamaicanas, nos encontramos trabajos con millones de visitas como el de Justin Bieber y su «Sorry» o el «Shape of You» de Ed Sheeran. Vaya, ciertamente, hay muy poca Jamaica en esos temas. Y bueno, si eso te hace bailar no te puedes imaginar lo que gozarías con el rico legado de los artistas, músicos y productores jamaicanos.

Precisamente, por el éxito de todas esas canciones comerciales que se te puedan estar pasando por la cabeza, los productores jamaicanos más jóvenes están publicando mucha música no jamaicana. Mejor dicho, los productores y artistas locales se han alejado del sonido real al estar siendo más influenciados por el exterior. Obviamente, todos ellos obtienen la mayor parte de su inspiración de YouTube. Y claro, la información disponible en esta plataforma es en su mayoría de personas que viven fuera de Jamaica. Entonces, cuando tomas toda esa influencia extranjera, lógicamente, esa música no sonará a la isla.

Por último, nos despedimos con una idea que venimos promocionando desde hace tiempo. Escuchad menos Youtube / Spotify y prestad más atención a las mixtapes que elaboran los selectores. Sin duda, una de las mejores herramientas para difundir y disfrutar de nuestra música. En definitiva, hagamos que el Reggae vuelva a ser grande y eso tan sólo puede conseguirse con la ayuda de todas las personas que amamos esta música.

Hagamos que el Reggae vuelva a ser grande
330x165-cg