Ciertamente, el hablar de canciones protesta dentro del Reggae es algo casi redundante, ya que es un género que trata los asuntos que preocupan al pueblo. De hecho, para eso debería ser la música. Ya sabéis, lo importante es el mensaje no el mensajero.

Desde los inicios de su historia, el Reggae ha mostrado todo tipo de verdades sin ningún temor, incluso aún siendo una ofensa para las personas que ocupan una posición de poder.

A continuación podéis encontrar tres de las canciones que ha elegido Damian Marley para la revista Rolling Stone, donde demuestra el compromiso de la música jamaicana con la denuncia social.


1. Capleton - Jah Jah City
En esta canción, Capleton habla de Jamaica, que por supuesto es algo más que sólo una ciudad. Como el lugar de nacimiento de Rastafari, Jamaica siempre tendrá una fuerte conexión con ‘Su Majestad’ y con la gente de Jah. En ese sentido, es una ciudad santa para los fieles. Las letras de esta canción prenden fuego a toda la corrupción, pero también toca temas como el crimen y la violencia que tan a menudo sacuden la isla. Es por eso que Capleton dice: «Quieren convertirlo en ‘Cowboy Town’«, como si fuese un pueblo del Lejano Oeste.

«Jamaica es un país de grandes extremos: puedes tener las experiencias más increíbles con algunas personas realmente buenas y también puedes tener todo lo contrario», dijo el Marley.


2. Bounty Killer - Look Into My Eyes
Esta es una canción con mucho poder. La forma en que está escrita es muy poética. Hay algo especial en la forma de tratar los detalles de la vida de un gángster en Jamaica que te hace sentirlo de una manera muy real. En el estribillo, Bounty cantaba: «Mírame a los ojos / Dime lo que ves / ¿Puedes sentir mi dolor? / ¿Soy tu enemigo? / Démonos una oportunidad mejor / Las cosas son realmente malas / El único amigo que conozco / Es este arma que tengo».

«Cuando salió esta canción, realmente hablaba de lo que estaba sucediendo en las calles en ese momento» recordó Damian.


3. Baby Cham - Ghetto Story
Otra canción de Dave Kelly, el productor que escribió «Look Into My Eyes», igual que muchas grandes canciones del Dancehall. Toda la historia que nos muestra es muy real, en términos de la forma en que algunos jóvenes pueden viajar con su familia a los EE. UU. y adquieren una posición donde pueden enviar algunas armas de fuego o lo que sea. Este tema describe a la perfección todos los pequeños detalles, como por ejemplo el chico que nunca se peina y se niega a darse un baño. Un tune imprescindible para cualquier persona a la que le guste ese tipo de historias tan tangibles.

«No crecí en el ghetto, pero mi familia siempre ha estado en contacto con el centro y la zona residencial. He tenido algunos amigos en el camino, personas buenas que se metieron en situaciones difíciles como esta» añadió Jr. Gong.

spannabis2020_2