Estas últimas semanas, os hemos ofrecido información acerca del juicio a Ninja Man por el asesinato en 2009 de Richard Johnson, también conocido como Ricky Trooper, quien fue asesinado a tiros en Marl Road, Kingston 11.

Bien, pues el mítico deejay de Dancehall ha sido encontrado culpable.

Al final de la jornada de ayer, nos topamos en redacción con la noticia de un nuevo encarcelamiento de un artista jamaicano. Ninja Man, cuyo nombre de pila es Desmond Ballentine, ha sido acusado junto con su hijo Jahneil de asesinato intencionado. Mientras que el tercer hombre, Dennis Clayton, sólo fue acusado de asesinato.

Un jurado de 7 miembros ha alcanzado el veredicto unánimemente, tras un juicio de un mes de duración y poco más de tres horas de deliberación. Durante el proceso, la fiscalía llamó a un total de siete testigos, incluidos tres civiles. La sentencia está fijada para el 15 de diciembre.

El caso llegó a los tribunales por primera vez en 2009 y, tras más de ocho años de espera, fue transferido recientemente a un tribunal especial que maneja casos que no han sido juzgados desde hace más de cinco años. Cuando finalmente se puso en marcha el Tribunal, el juez Gayle revocó la fianza de Ninja Man y le puso bajo custodia, como os dijimos hace un mes. Como sabéis, dos semanas después, el deejay sufrió un ataque cardíaco leve y tuvo que ser ingresado en el hospital.

«No te preocupes, Jamaica, volveré», dijo Ninja Man cuando se disponía a ser trasladado a prisión en un vehículo policial.

spannabisbcn2024_330x165