Desde su puesta en libertad, no sólo hemos visto una gran expectativa por el regreso de Buju Banton a los escenarios, sino que también se han podido constatar numerosas protestas de las comunidades LGTB.

Es un hecho que muchos de sus fans, y no sólo sus detractores, llevan muchos años pidiéndole un distanciamiento público de su polémica canción «Boom Bye Bye».

Las protestas se suceden

Sin ninguna duda, esta semana ha habido un héroe indiscutible en el planeta Reggae. El pasado sábado, Buju Banton inició su Long Walk To Freedom Tour en Kingston, Jamaica, con una actuación épica frente a 35.000 personas. Este primer concierto da paso a las primeras citas con Don Gargamel después de haber cumplido condena en Estados Unidos. El próximo espectáculo tendrá lugar el 30 de marzo en Nassau (Bahamas), seguido de paradas en Trinidad, Barbados, Granada o las Islas Vírgenes Británicas y otras islas del Caribe.

Respecto al regreso al viejo continente, de momento, sólo se ha confirmado un show en el Summerjam, el interesante festival alemán que se celebra todos los veranos en la zona de Colonia. Poco después del anuncio, la organización se enfrentó a fuertes protestas de la comunidad LGTB, que incluso le exigieron la eliminación de Buju Banton del cartel de la próxima edición del Summerjam.

Lógicamente, también se vivió esta misma reacción en los países caribeños donde habían comunicado su presencia. En realidad, todo esto comenzó en 1992 cuando el New York Post hizo una portada con el controvertido «Boom Bye Bye». Esto fue motivado tras las primeras quejas de algunas asociaciones gays y lésbicas de Estados Unidos, quienes pronto respondieron ante una canción que amenazaba a la comunidad Gay con disparos en la cabeza. Por entonces, Buju fue presionado para hacer una declaración pública. Sin embargo, el cantante señaló que no defendía literalmente el asesinato, pero sostuvo que la homosexualidad iba en contra de sus creencias religiosas. De esta época, es importante destacar las declaraciones de Shabba Ranks en la televisión estadounidense donde apoyaba a su compatriota. Evidentemente, las repercusiones fueron brutales.

Buju Banton se disculpa

Recientemente, el pasado martes 19 de marzo, se publicaron unas declaraciones de Buju Banton (fechadas el 06 de marzo) donde se pronunciaba sobre su discutido «Boom Bye Bye». El artista dejó claro que no interpretaba esa canción desde hace mucho tiempo y que la retiró de todas las plataformas que él podía controlar, igual que de su catálogo. De hecho, parece ser que la última vez que la tocó en vivo fue en 2007, pero aún así no ha dejado de recibir las quejas por su contenido violento.

Asimismo, ha reconocido que esta pista ha causado mucho dolor a su alrededor, por lo que dijo estar contento de haber dejado esta canción en el pasado para así poder seguir avanzando como artista y como hombre. Para que no hubiese ninguna duda, Buju recalcó que todas las personas tienen derecho a vivir como deseen. Citando a Dennis Brown, el jamaicano recordó que «el amor y el odio nunca pueden ser amigos».

De alguna forma, se podría decir que si bien el legado de la canción siempre se asociará con la carrera de Banton, al menos, el artista está tratando de dejar atrás su mensaje. Igualmente, Banton negó que estas declaraciones fuesen resultado de la presión de la comunidad LGTB.

La historia del «Boom Bye Bye»

Buju Banton escribió la canción cuando era un adolescente, más concretamente cuando tenía tan sólo 14 años. Por lo tanto, han pasado más de 30 años. Esta canción reflejaba a un joven Buju muy indignado por la violación de un menor por parte de un pedófilo que alegaba ser gay. Es decir, la letra de su canción es el relato de un adolescente que nos cuenta el porqué odia la homosexualidad. Sin embargo, hay muchas personas que han interpretado que este tema es una declaración que confirma que Buju Banton es un reconocido homófobo. Por esa razón, durante décadas, el «Boom Bye Bye» ha minado el concepto de la moralidad en la carrera de este artista.

No obstante, hay que tener en cuenta que Jamaica es uno de los países más homófobos del mundo debido a su alto índice de violencia contra la comunidad LGTB. Si bien estas actitudes han comenzado a cambiar en los últimos años, siguen vigentes las leyes de la era colonial del país que criminalizan la homosexualidad. En 2007, tras las repetidas quejas del colectivo, artistas como Beenie Man o Sizzla firmaron el Reggae Compassion Act in 2007, donde prometieron dejar de alentar la violencia anti-gay en su música. Cierto es que, más tarde, Buju negó ese acuerdo, pero también es verdad que desde ese momento tampoco volvió a tocarla en directo.

A pesar de su contenido, al «Boom Bye Bye» se le considera una canción muy influyente en el Reggae, tanto que ha traspasado las fronteras y ha sido citada en canciones de artistas como Jay Z, Naughty By Nature o Daddy Yankee.