En este mes de agosto se han cumplido 30 años de la muerte de Tenor Saw, uno de los cantantes más influyentes en los primeros años del Dancehall.

Al igual que muchos artistas de este período en Jamaica murió demasiado joven, a los 22 años de edad.

Como todos sus fans saben, Tenor Saw murió de una forma muy misteriosa. Corría el mes de agosto en el año 1988 cuando se encontró su cuerpo en descomposición cerca de una carretera en Houston, Texas, con las piernas rotas y varias heridas en la cabeza. Por esa razón, uno de los rumores que corren sobre su fallecimiento es que fue atropellado por un conductor que se dio a la fuga. La versión oficial de la muerte se dictaminó como neumonía, pero se cree que probablemente habría muerto a causa de sus heridas porque permaneció indefenso a la intemperie durante horas, tal vez pasaron hasta días antes de que finalmente muriera.

De hecho, una de las personas más cercanas al cantante, su mentor Sugar Minott, dijo que realmente murió de neumonía tras un altercado con unos promotores que no querían pagarle lo acordado, por ello, fue golpeado y abandonado en unos matorrales lo que provocó su muerte por neumonía. Aunque entre sus más allegados también se habló sobre que podía haber sido asesinado por un asunto de drogas, puesto que en los últimos meses de su vida se le atribuía un comportamiento errático debido al consumo de cocaína. El caso es que nadie fue arrestado por su muerte.

Su perdida fue un gran varapalo para la música Dancehall, ya que Tenor Saw tenía un estilo único en su forma de cantar que solía enamorar mucho más que la de cualquier otra persona que se colocase en un riddim en aquella época. De hecho, él influyó en la forma de cantar de la gran mayoría de los artistas de la década de 1980, como Frankie Paul, Nitty Gritty, Michael Palmer o Junior Reid. Por esa razón, su impacto no se detuvo con su muerte y sus canciones siguen siendo celebradas en todo el planeta Reggae. Hablamos de éxitos como «Ring The Alarm» sobre el Golden Hen Riddim, «Roll Call» con el Queen Majesty Riddim, «Pumpking Belly» en el mítico Sleng Teng Riddim o «Golden Hen» sobre el Stalag Riddim, por al menos citar algunas de ellas y sus respectivos riddims. Efectivamente, todas son canciones que están situadas en el Olimpo de la música popular jamaicana.

De nombre real Clive Bright, Tenor Saw nació en Kingston el 11 de febrero de 1966. Como muchos otros niños de la época, pasó gran parte de su tiempo en el coro de la iglesia, donde aprendió a cantar. Por esa razón, su carrera musical despegó muy pronto cuando comenzó a participar en las fiestas que montaban los Sound System de Kingston, como por ejemplo el famosísimo Youth Promotion de Sugar Minott. El estilo de Tenor Saw se ganó rápidamente el cariño de la gente, ya que difundió un tipo de Dancehall que se desmarcaba de la violencia de otros artistas.

spannabis2020_2