También conocido como Diseases o Golden Hen, debido al éxito de las canciones de Michigan and Smiley y Tenor Saw respectivamente.

Sin embargo, el Mad Mad Riddim es el ritmo original del «Mad Mad» de Alton Ellis, un tema que vio la luz en 1967 gracias al mítico Studio One.

Mad Mad Riddim, el ritmo de los mil nombres

Sin duda, el título de la canción de Alton Ellis describe acertadamente los logros que más tarde tendría este ritmo. El Mad Mad Riddim suena en más de 100 canciones desde que Clement «Coxsone» Dodd lo publicase en 1967 en su sello Studio One. Como los buenos ritmos, se distingue por su prominente bassline, la progresión de sus acordes o su famoso trompeteo. Esa combinación hizo que el Mad Mad se convirtiese en uno de los riddims más reutilizados o versionados en la historia de la música jamaicana. Por cierto, también ha servido como base para un importante número de pistas de Hip-Hop.

En los más de 50 años de vida, el Mad Mad Riddim ha impulsado letras de todo tipo, desde las más festivas o espirituales hasta las que nos relatan la más cruda realidad social. Asimismo, en cuanto a lo musical, los diferentes productores han conseguido que nunca se sintiese como un ritmo obsoleto. Cuando se examinan las diferentes épocas del Mad Mad, podemos ver la propia evolución de la música Reggae / Dancehall. Es decir, su estudio nos revela las innovaciones tecnológicas o los marcadores estilísticos de una forma intensamente audible.

También conocido como Diseases, Golden Hen…

Por ejemplo, en 1981, Henry «Junjo» Lawes produjo una de las versiones más impactantes del «Mad Mad». Para ello, Lawes recurrió al talento de los Roots Radics, la legendaria banda jamaicana. El resultado fue una joya del Early Dancehall sobre el que se grabaron algunos de los más grandes hits que se han registrado bajo este ritmo. Hablamos del «Diseases» de Michigan & Smiley, «Zunguzung» de Yellowman o «Lost My Sonia» de Cocoa Tea. De hecho, fue tan popular que se puede citar como el comienzo de la norma de rehacer los ritmos más clásicos, una mecánica que continúa hasta nuestros días.

Pocos años después, en 1986, apareció otra de las piezas claves para entender la evolución del Mad Mad Riddim: el «Golden Hen» del grandísimo Tenor Saw. En esta ocasión, la brillante producción corrió a cargo de Keith ‘Gorgan’ Wignal y salió a través del sello discográfico Uptempo. Su éxito fue tal que muchas personas reconocen este ritmo como el Golden Hen Riddim.

Por último, tras estas referencias, recordar que el Mad Mad Riddim ha estado presente en el legado de artistas tan diferentes como Dennis Brown, Frankie Paul, Johnny Osbourne, Sugar Minott, Sizzla, Capleton, Anthony B, Elephant Man o Vybz Kartel. Vaya, que os podéis echar un par de horas descubriendo anthems si os apetece echar un buen rato… seen?

rototom-2022