Hay muchas personas que defienden que el Dancehall surgió directamente del Reggae, mientras que otras tantas mantienen que su origen es otro diferente.

sin intención de desdecir a ninguna de las dos partes, a continuación os presentamos una versión con la que pretendemos documentar a los nuevos estudiantes de esta cultura.

¿De dónde viene el Dancehall?

¿Dancehall en los 50?

En realidad, para comenzar a hablar de este tema siempre es bueno recordar que ya a finales de la década de los 50 había una música a la que se le llamaba Dancehall. Veréis, por esa época, había espacios físicos a los que se le denominaba Dancehall, donde sonaba desde Rhythm & Blues hasta los primeros cortes de Ska. Por ello, habitualmente, se hacían referencias a esa música como Dancehall. Por cierto, de ahí vienen las argumentaciones que afirman que el Dancehall es un espacio y no un género musical.

Estos lugares estaban situados en Kingston, Jamaica. Algunos de esos espacios eran el Forrester’s Hall, The Success Club, Chocomo Lawn, King’s Lawn, Bournemouth o el Jubilee Tile Gardens. En ellos vibraban los primeros sound systems como el Downbeat de Coxsone, The Trojan de Duke Reid o el mítico King Edward’s The Giant.

No obstante, con el paso del tiempo, ese área de baile conocida como Dancehall ha sido la protagonista de la evolución de la música jamaicana. Como decíamos, desde el R&B o el Ska, por allí han ido pasando todos los himnos hasta llegar a nuestros días. Es decir, primero el Rocksteady y luego el Reggae, para dar paso a lo que hoy en día conocemos como Dancehall.

La llegada del Dub

Pero retornemos hasta finales de los 60, ya que no podemos olvidar que en esa época surgió otro de los subgéneros más relevantes de la música jamaicana, el Dub. De hecho, también se puede decir sin ningún miedo que el Dub fue la principal fuerza que provocó la creación de la música Dancehall. Esta novedosa técnica a la hora de realizar las grabaciones fue vital para eliminar muchos elementos melódicos en sus ritmos, un espacio que fue utilizado por los deejays con su ‘jive-talk’.

Fueron tiempos de importantes experimentos sonoros. Los ingenieros y músicos se unieron para crear un sonido muy innovador, tanto que desde mitad de los 70 apenas había un single de Reggae que no apareciera sin su Dub version. Del mismo modo, comenzaron a brotar un sinfín de álbumes de Dub, como el imprescindible Blackboard Jungle Dub de Upsetters.

Entre los primeros deejays que aprovecharon esa idílica situación se encuentra el nombre de un gran artista, U-Roy, del que por ejemplo se dice que es el padre del Toasting; y por consiguiente del Rap. Evidentemente, todos estos movimientos motivaron a nuevos artistas que poco después estarían muy presentes en el génesis del Dancehall moderno.

El Rub a Dub

Una de las primeras cabezas visibles de los orígenes del Dancehall fue un cantante llamado Lincoln ‘Sugar’ Minott. Él fue pionero en un enfoque que sería fundamental para el estilo de Dancehall emergente. A mediados de los 70, Minott adoptó una forma de cantar que andaba a medio camino entre un deejay y un cantante. Más tarde, a esa nueva forma de entender los registros de voz se le etiquetaría como Rub a Dub Style, que por regla general solía ir acompañada por la intervención del bombo en el segundo y cuarto golpe. Precisamente, ese ritmo se repetirá en lo que luego designaremos como música Dancehall. Sin duda, el Rub a Dub fue una de las primeras versiones de lo que más tarde se conocería como música Dancehall.

Un punto de inflexión en este estilo fue una canción titulada «Rub-A Dub-Style» de Michigan & Smiley, una pista que vio la luz en 1979. Ciertamente, el Rub a Dub se convirtió en una de las corrientes predominantes durante la primera mitad de los años ochenta en la isla. El Reggae fue paulativamente reemplazado por esta nueva propuesta, que fue acusada de ser trivial y carente de significado profundo.

Digamos que se impuso el materialismo ante el potencial que el Reggae había mostrado para poder corregir los errores e injusticias de la sociedad. Asimismo, también habría que destacar que, a partir de la llegada de la era digital, este estilo comenzó a evolucionar hacia el Raggamuffin.

La era digital

Lógicamente, los deejays le deben muchísimo a los primeros maestros del Dub, cuyas mezclas ayudaron a revolucionar la música que sonaba en el Dancehall. No obstante, existe otro personaje principal llamado Lloyd James, más conocido como King Jammy, a quien se le rinden honores por ser el productor que arrancó con el estilo digital del Dancehall. En 1985, publicó su «Under Me Sleng Teng» con Wayne Smith, un ritmo que cambió el rumbo del Dancehall y dio lugar a un nuevo paisaje musical en el planeta tierra. Curiosamente, justo hace un par de días, el 23 de febrero, se celebró el 34º aniversario de la primera vez que se pudo escuchar esta melodía en público. Esto sucedió en uno de los soundclash más legendarios, el choque entre Jammy y Black Scorpio en Waltham Park Road. Es más, se podría decir que esta es la fecha en la que Jamaica vivió el nacimiento de lo que hoy conocemos como Dancehall.

Si seguimos avanzando en la historia, nos encontramos que en los siguientes años surgieron un montón de deejays que comenzaron a cabalgar sobre estos primeros ritmos digitales. En realidad, de todos ellos, probablemente el más popular sea Yellowman. Este artista fue quien verdaderamente introdujo un estilo más erótico en el Dancehall. De hecho, llego a ser tan conocido que se ganó el título del ‘Rey del Dancehall’, como dejó bien claro en la entrevista que mantuvimos con la leyenda en este último verano. Igualmente, de esta temporada tampoco deberíamos olvidar leyendas como Eek-a-mouse, Tenor Saw o la mismísima Sister Nancy.

Un poco más tarde, en los 90, pudimos ver los primeros grandes éxitos de artistas como Shaba Ranks, Super Cat, Ninjaman o Bounty Killer. Ellos, y muchos otros, fueron los responsables del primer gran tirón internacional de este género.

Conclusiones

Una vez citados todos los puntos clave de lo que se podría llamar la verdadera historia del Dancehall. Es irrefutable decir que el Dancehall moderno es la culminación de los muchos cambios que la música popular jamaicana ha experimentado a lo largo de los años.

De la misma manera, este género fue concebido en una Jamaica que estaba cambiando su estado de ánimo alejándose del mensaje del Reggae. Muchos artistas de Roots parecían desvanecerse cuando surgieron jóvenes desconocidos para ocupar su lugar. Un dato muy a tener en cuenta, es que Bob Marley, el indiscutible ‘Rey del Reggae’, murió en 1981 y muchas personas sintieron que el Reggae había dejado de existir. El caso es que lo que realmente había cambiado eran las personas que vivían en los ghettos jamaicanos y en consecuencia su música.

Y por último, no podemos cerrar este texto sin animaros a que investiguéis algunos nombres más, pero tanto de los de antes como los de la actualidad. Esto va por todas esas personas que están iniciándose en la cultura musical jamaicana o que quedaron anclados en un momento dado ya pasado, más que nada por que siempre será más elevado el conocer el resto de las partes de la historia. Ya sabéis, a veces nos gusta defender que es la música la que nos encuentra, por lo que en esta ocasión os dejamos en vuestras manos dicha tarea.

rototom-2022