Desde el pasado viernes, ya puedes hacerte con un álbum de Lord Tanamo que no estaba disponible desde 1965.

En la reedición de esta obra de arte, titulada Festival Jump-Up , podemos encontrar temas como su versión del «I’m In The Mood For Love» y una gran selección de clásicos.

Se ha reeditado el «Festival Jump-Up» de Lord Tanamo

A mediados de los 60, en pleno apogeo del Ska, músicos como Lord Tanamo siguieron ofreciéndonos ritmos como el R&B, Calipso o Mento. Estos ritmos fueron muy populares en la Jamaica de los años 50. De hecho, Joseph Gordon, el nombre real de Lord T, fue un artista muy popular en esa década. Pero vayamos hasta 1965, año en el que el artista lanzó su segundo álbum: Festival Jump-Up. Este álbum fue uno de los más variados de la época con 12 magníficas pistas entre las que se encontraba una tremenda revisión del clásico «I’m In The Mood For Love», también conocido como «I’m In The Mood For Ska». Este trabajo fue producido por Lindon Pottinger y respaldado por los primeros The Skatalites.

Ahora, el disco se ha reeditado y ampliado en formato doble CD. En el primer disco tenemos la publicación original, más una serie de bonus tracks. Mientras que en el segundo se recogen 28 canciones muy populares de Ska y R&B, que fueron lanzadas entre 1963 y 1964 en los sellos Gaydisc y SEP de Lindon Pottinger. Entre ellas se incluyen hits de leyendas como Roy & Yvonne, The Gaylettes, Don Drummond, Winston Samuels, Roy & Millie, The Belltones o Baba Brooks.

Es decir, con esta reedición podemos disfrutar del auténtico espíritu jamaicano de los primeros años 60, donde Lindon Pottinger fue una pieza muy importante. Por entonces, el ritmo emergente del ska se condimentó con sus precursores: el R&B estadounidense, el Calipso y el Mento. Dicho de otra forma, aquí podrás reencontrarte con las verdaderas raíces de lo que ahora conocemos como la música popular jamaicana.

Se ha reeditado el «Festival Jump-Up» de Lord Tanamo

Pero, ¿de qué nos suena Pottinger?

Se dice que Lindon Pottinger fue el primer jamaicano negro en tener su propio estudio. Por cierto, cabe destacar que dirigió las primeras producciones de muchos de los grandes héroes de esta cultura, como puedan ser The Maytals o los propios The Skatalites. Efectivamente, también hay que señalar que Lindon fue el marido de la archiconocida Sonia Pottinger, la primera mujer jamaicana que alcanzó el éxito con sus producciones y sellos.

En realidad, poco después del lanzamiento del Festival Jump-Up, Lindon Pottinger se retiró del campo de la producción discográfica para dedicarse a planchar los vinilos. En se momento, Sonia se hizo cargo de todo lo que tuviera que ver con la producción. Y bueno, aunque su matrimonio terminó fracasando, es bonito recalcar que la asociación comercial entre ambos continúo durante muchos años.

Sonia Pottinger
rototom-2022