Crónica y fotos del concierto de Konshens en Madrid

En esta crónica vamos a optar por darle un tinte de crítica, ya que todo lo que ha acontecido durante la visita de Konshens a la península merece un tratamiento un poco mas sabio, del mismo modo que necesita el aporte de una visión externa al fenómeno fan que ha rondado todo este asunto.

Ciertamente es lamentable ver como un asunto del mas puro business ha llegado hasta sus propios seguidores, una muestra mas de «todas esas cosas» que sólo suceden en este país, pero antes de que salten todas las alarmas queremos hacer una aclaración básica para que nadie se quede sin comprender esta dura afirmación.

La propia agencia del artista ya había comenzando las relaciones con los promotores del tour de una forma un tanto sospechosa, ya que hubo una serie de variaciones en el trato original entre las que por ejemplo «podemos recordaros» que le acompañaría Darrio, quien tampoco se presentó en el show… siendo pocas las personas que han caído en ello, podemos entender que todas esas primeras asperezas fueron las que condujeron a una serie de cambios que mas tarde desembocaron en todo lo sucedido estos días.

Creemos que estos datos hay que tenerlos muy en cuenta antes de hacer cualquier acusación, como las que se han podido ver en redes sociales o en otros medios de comunicación, pero la verdad es que esto tampoco justifica todo el engaño que ha sufrido cualquiera de las personas que asistieron el domingo a la Sala Penélope donde se había anunciado su primer show en Madrid. Sin olvidar del mismo modo la propia cancelación del concierto de Bilbao o todos los problemas que hubo en Barcelona pese a realizarse el show (a las 4h de la mañana!) y la falta de compensación para su público… we are one y nadie es mas especial, Sr. Consciente.

Pero eso sí, antes de comenzar con la crónica queremos también destacar la inexperiencia y la falta de criterio, que ha rodeado a la producción de este espectáculo, como causa de todo lo vivido… y recordar que todavía queda por recorrer un largo camino para la devolución del dinero, puesto que hay muchos errores en el proceso que es probable que anulen los derechos de muchas de las personas afectadas.

Una vez nombrados todos los antecedentes vamos a comenzar a examinar lo que sucedió con su bolo «gratuito» en Madrid. Lo que sin duda fue un lavado de cara por parte de algunos, fue también todo un gesto por parte de la escena dancehall de Madrid, por lo que felicitamos a Chulito Camacho, Chalice Sound, Kachafayah Sound y las dancers por su buena fe para sacar todo el evento adelante, y por último a Mad91 y a la misma sala Penélope por su disponibilidad para llevarlo a cabo.

El acto se convirtió en un encuentro de toda la familia Reggae que se acercó a reforzar los fuertes vínculos que se están estableciendo en la ciudad desde hace años, pero como todos allí hablábamos fue muy triste ver la sala a mitad de aforo a pesar de todo lo ocurrido y sabiendo el esfuerzo que había hecho la Dancehall Army de la ciudad.

El concierto de Konshens pasó sin pena ni gloria para cualquier amante de este género que haya podido asistir a mas directos de esta envergadura, en cambio para algun@s fans parece que todo fue sobre ruedas por los gestos y gritos que ofrecían al artista.

Por citar parte de su repertorio, hay que destacar el primer tema con el que salió, su potente We No Worry, con el que todo el mundo pudo superar sus miedos a no verle en la ciudad, para luego dar paso a grandes temas como Gal a Bubble, Pretty Devil, Gal Ting, Watcha Fi Dis, Pull Up To Mi Bumper o el hit que comparte con Tarrus Riley, Good Girl Gone Bad.

Como veis, el jamaicano hizo un maravilloso repaso a todos sus hits, pero la pregunta que queremos lanzaros es el ¿cómo lo hizo? Nosotros vamos a responder a esta cuestión con un… pues de una forma muy correcta sin ningún esfuerzo vocal, es decir, un concierto muy bien preparado para poder hacer una gira sin contratiempos, apoyándose en las dobles voces grabadas que acompañaban a los riddims de inicio a final y que reforzaban su ejecución minimizando los fallos, es decir, volvimos a escuchar el abuso de este recurso que para entendernos es algo así como un Karaoke actualizado en vez de un enérgico show sound system como muchos esperábamos…

Ahora sólo esperamos que esta mala práctica deje de estar presente cuanto antes en nuestra escena.

Fotos: Fernando Hevia
Texto: Jose (Mas Jahma)