Hoy vamos a hablaros del «rey del Calypso», efectivamente, nos referimos a Harry Belafonte, un destacado músico, actor y activista social de ascendencia jamaicana que popularizó este estilo musical en la década de los 50.

Además de su larga carrera artística, también habría que destacar que Harry Belafonte es desde 1987 embajador de UNICEF, un buen detalle que indica la enorme labor social que ha hecho este señor en sus 91 años de vida.

Harry BELAFONTE (Photo by GAB Archive/Redferns)

El Calypso, otro tesoro musical

Harry Belafonte nació el 1 de marzo de 1927 en el barrio de Harlem, en Nueva York. A la edad de 8 años, su familia se trasladó a Jamaica y regresó de nuevo a Nueva York a los trece, pero aquella estancia marcó su vida. El pequeño Harry fue invadido por los ritmos caribeños de la época.

El 1956, Harry Belafonte publicó Calypso, uno de los trabajos más importantes en la historia de este género y por consiguiente de la cultura musical jamaicana. El pasado miércoles 21 de marzo, este clásico ha sido incluido en el Registro Nacional de Grabación (National Recording Registry) de la Biblioteca del Congreso en Estados Unidos.

Su disco ha sido uno de los 25 elegidos este año, convirtiéndose en una pieza de audio cuidadosamente guardada para su preservación. Es decir, Calypso es un representante del tesoro artístico, cultural y histórico de los Estados Unidos. Hay que recordar que el éxito de este álbum se produjo en medio de la era de Jim Crow, tiempos de la segregación racial, por lo que automáticamente Belafonte se convirtió en un activista de los derechos civiles. De hecho, conoció al Dr. Martin Luther King Jr. y los dos se hicieron buenos amigos.

Banana Boat Song

En ese trabajo se encontraban canciones como «Day-Oh (Banana Boat Song)«, posiblemente su canción más famosa. Sin embargo, no es una pista que se pueda englobar dentro del calypso, puesto que fue concebida desde una canción tradicional jamaicana que hablaba sobre los trabajadores de los muelles que cargaban bananas; llamémosle Mento. Y bueno, de hecho hay otras versiones, incluso registradas con anterioridad. Es más, en realidad, la de Belafonte es una mezcla con otra canción folk jamaicana llamada «Hill and Gully Rider».

No obstante, es una ironía que «Banana Boat Song», un tema que representa la lucha diaria de los trabajadores jamaicanos, se haya convertido a lo largo de la historia en un éxito tan alegre. Cuando Belafonte ha hablado de esta canción, siempre ha dicho que la mayoría de su familia en Jamaica se dedicaba a trabajar en las plantaciones de plátanos o caña de azucar y él escuchaba a todos cantar esta canción.

Sin duda, este es un gran premio para Belafonte, quien estuvo hablando con Vladimir Duthiers de CBS News sobre lo que ha significado este nuevo hito para él, como podéis ver en el siguiente vídeo.

rototom-2022