Por fin llega el segundo capítulo de este viaje tan especial por la verdadera historia de la música jamaicana que nos ofrece Delam Intl.

Aprovechamos para recordar el enlace de la primera entrega que nos ofreció el selector hace apenas 15 días.

Los comienzos de la música jamaicana, al igual que su historia contemporánea, están manchados y construidos con la sangre y el sudor de esclavos africanos. Antes de la emancipación de la esclavitud, en 1838, muchos africanos que podían tocar un instrumento o tenían algún talento para la música o el baile eran utilizados para el entretenimiento de colonos ingleses con espectáculos musicales en sus fiestas y reuniones.

Estas agrupaciones de entre tres y cinco músicos contaban con instrumentos de origen africano como la mbira o sanza, el banjo, tambores de tamaño medio e instrumentos europeos como la guitarra. La Mbira da lugar con el tiempo a la creación de la caja de Rhumba Box o Marumba Box, que es la encargada de llevar la parte del “bajo” en el Mento.

Para acompañar a esta música de reciente creación se utilizaba el baile en cuadrilla original de la Francia de la época, que consistía en cuatro bailarines que formaban dos parejas de baile.

A finales del siglo XIX y hasta más o menos los años cuarenta, el Mento evoluciona en forma de música popular. Entre aquellas primeras canciones ya se pueden encontrar lo que serán las temáticas que luego se seguirán repitiendo a lo largo de la historia de esta música en los diferentes géneros musicales de la isla y que hablan sobre la pobreza y el sufrimiento, la situación económica, los buscavidas, historias de amor y también letras con doble sentido normalmente haciendo referencia a temas sexuales.

Traducción del estribillo del «Big Bamboo» de The Jollly Boys:

Ella quiere el Bambú grande, siempre largo
El Bambú grande crece robusto y fuerte
El Bambú grande se levanta recto y alto
El Bambú grande complace a todas

En los años 50, el mento jamaicano ya ha tomado una importante popularidad en el Caribe y se ha ido fusionado con el Calypso de Trinidad y Tobago. Algunos de los artistas más populares, dentro y fuera de la isla, de la época son Harry Belafonte, Lord Flea, Lauren Aitken y Byron Lee.

Según los historiadores este último, Byron Lee, a parte de ser el líder de una de las bandas de Ska más famosas de Jamaica (The Dragonaires), parece ser el responsable de la introducción del bajo eléctrico en la música Jamaicana. Según cuenta la leyenda no lo escogió por su sonido sino por su ligereza y fácil transporte para los conciertos en
comparación con el contrabajo que utilizaban en aquellos tiempos algunas formaciones de Mento.

La introducción del bajo eléctrico y la captación de emisoras de radio americanas en la isla, en las que se escuchaban bandas de Jazz y Swing, jugaron un papel decisivo en la creación del Ska.

En la actualidad en Jamaica al Mento se le llama coloquialmente Calypso y no es una música común en la isla. Como ejemplo musical de la influencia del Mento y su patrón de pregunta y respuesta característico he elegido la siguiente canción y versiones:

HILL & GULLY RIDE

La canción original narra la bajada a caballo (o en burro) desde la colina pasando por los barrancos. Mas tarde, King Yellow Man utiliza el título y crea una nueva canción dedicada a la gente que conduce motos y nombra algunos moteros de aquellos tiempos, como puedes comprobar en este enlace. En el Dancehall actual, Busy Signal es el encargado de comparar el baile y el movimiento de cintura de una mujer con la bajada de la colina en su tema sobre el Energy Up Riddim.

En el siguiente post hablaremos del origen del ska, su exportación, comercialización, evolución y su influencia fuera de Jamaica.

Mientras tanto podéis escuchar aquí una selección de canciones de Mento y Rhythm & Blues del mítico sello de música jamaicana Trojan Records.

Nice Up!
DELAM INTL – Selector de música jamaicana afincado en Berlín.

 

spannabis2020_2