Si la música Reggae se hizo grande en los 70, su expansión al resto del planeta se pudo apreciar más claramente en la década de los 80.

Para poder entenderlo mejor, hoy vamos a repasar lo que ocurrió en esas fechas en dos puntos clave: Nueva York y Londres.

A medida que la fiebre del Reggae traspasaba las fronteras de su Jamaica natal, la historia de la música popular jamaicana comenzó a introducir unas nuevas variantes al mezclarse con la riqueza multicultural de ciudades como Nueva York o Londres. Efectivamente, el Reggae nació en las calles de Jamaica, pero encontró un segundo hogar en lugares como Reino Unido o Estados Unidos. Esto fue el resultado de las olas de migración caribeña a estos países, que habían comenzado varias décadas atrás.

En un principio, personas como Chris Blackwell a través de su sello Island Records tomaron nombres como Bob Marley y los hicieron celebridades internacionales, por lo que parecía que sería imposible que artistas no jamaicanos pudiesen competir con ellos. Pero a finales de los 70, comenzaron a brotar nuevos músicos y productores que le dieron un vuelco a esa primera idea.

Sin duda, siguiendo dicha evolución, en los 80 hubo un toque distintivo en ciudades como Londres o Nueva York. Por ello, a continuación vamos a ofreceros 5 ejemplos de cada ciudad, junto a una pequeña introducción, para que podáis entender un poco mejor de lo que os estamos hablando.

NUEVA YORK

En la década de los 70, ya se podían localizar una serie de enclaves jamaicanos en barrios neoyorkinos como el Bronx, Brooklyn o Queens. Lo que conllevó la celebración de su cultura en las calles con la importante presencia de la música procedente de la isla. Por cierto, en todo ese caldo de cultivo se pudo disfrutar del trabajo del sound system de Lloyd ‘Bullwackie’ BarnesDel mismo modo, es importante saber que muchos de los jamaicanos que llegaron a esta ciudad eran soldados de los guetos de Kingston, quienes habían abandonado su isla tras muchos años de guerras políticas, provocadas por el bipartidismo, en las que murió mucha gente en las calles.

Pero no fue hasta los 80 cuando hubo un boom de la criminalidad jamaicana. En esos momentos, mientras que en Jamaica se engrandecía el Dancehall por la influencia económica de los señores de la droga, en Nueva York también hubo una importante influencia del dinero que llegaba de las ventas de drogas, como el crack y la cocaína, o incluso por la venta de armasComo resultado de ese lavado de dinero, Nueva York se convirtió en una capital de la música Reggae con múltiples estudios, sellos discográficos, tiendas de discos, cantantes, músicos y sound systems.

A lo largo de la década de los 80, la influencia del Dancehall jamaicano coexistió con estilos como el ‘fast chat’ style que surgieron en la escena de la ciudad. A medida que se acercaban los 90, comenzaron a salir discos de la cosecha de artistas neoyorkinos que se relacionaban con la primera comunidad Hip Hop. Por cierto, recordad que el “Padre del Hip Hop” fue Dj Kool Herc, quien nació en Kingston en 1955 y se trasladó al Bronx en 1967.

1. Sister Carol – Black Cinderella (Jah Life 1984)

Hyman ‘Jah Life’ Wright hizo uno de los primeros sellos en Nueva York, más concretamente desde Brooklyn. En 1984, aprovechó el talento de Sister Carol, una deejay jamaicana con sede en Brooklyn, para registrar su segundo álbum de estudio, cuyo título fue Black Cinderella y contenía tracks como el mítico «International Style».

2. Shinehead - Rough & Rugged (African Love 1986)

Nacido en Inglaterra y criado en el Bronx, el excéntrico y talentoso artista llamado Shinehead fue la fusión perfecta entre las influencias jamaicanas y americanas. Este álbum fue un ‘boom’ en todo Estados Unidos y su éxito le llevó a a firmar un acuerdo con Elektra Records, convirtiéndose en el primer artista de Reggae con base en Nueva York en firmar con un gran sello discográfico.

3. Shelly Thunder - Kuff (Wittys 1988)

La tienda de Witty fue otro de esos sitios mágicos de esta época en Brooklyn. La estrecha relación de Witty con King Jammy significó una serie de lanzamientos con una mezcla de artistas jamaicanos y neoyorquinos sobre las producciones digitales de Jammy. El «Kuff» de Shelly Thunder es un claro ejemplo de lo que fue aquella alianza, que quedó impresa en un 12″.

4. Sluggy Ranks - 95% Black (Wittys 1988)

Sluggy Ranks, jamaicano de nacimiento pero residente en Nueva York, tenía una voz reconocible al instante, que combinaba una bonita conciencia rítmica con unas ricas armonías. Cuando Witty le brindó la oportunidad de grabar con el Tonight Riddim, Sluggy creó este «95% Black» donde criticaba la situación de las cárceles estadounidenses.

5. Red Fox & Naturalee - Down In Jamaica (FM Force 1989)

Bajo el Sick Riddim de King Jammys, Red Fox y Naturalee publicaron esta canción llamada «Down in Jamaica», que se podía encontrar en un 7″ junto a otra pista llamada «The Girl is Mine». La habilidad de Red Fox se abrazó a la dulzura de Naturalee creando un estilo sofisticado que fue el vehículo perfecto para convertir este tema en uno de los clásicos del Dancehall interplanetario.

LONDRES

Si se habla de los inicios del Reggae y los Sound Systems en Europa, nunca deberíamos obviar lo acontecido en el carnaval de Notting Hill, el famoso barrio londinense. El origen de esta celebración fue en 1965, como una respuesta positiva a la tensión entre los inmigrantes afrocaribeños y la comunidad británica, puesto que en aquella época cientos de personas blancas arrasaron la zona a modo de venganza tras un asesinato. No obstante, los sounds no comenzaron a hacer retumbar las calles de Notting Hill hasta 1973.

Pero para entender los 80 en Reino Unido hay que pararse a analizar la revuelta social que se vivió durante la segunda mitad de los 70, donde se disfrutó de una fructífera relación del Reggae y el Punk que permanecería bien sólida hasta bien entrados los 80 con bandas como Steel Pulse o The Clash. Es más, se podría decir que ese vínculo es la primera diferenciación entre Gran Bretaña y Estados Unidos, donde habíamos hablado más de un flirteo entre el Dancehall y el Hip-Hop.

Ciertamente, la tendencia dominante en UK en la década de los 80 fue el Lovers Rock, con una importante repercusión comercial. Por otro lado, fue la confirmación del buen estado de forma del UK Roots, también conocido como Steppers, a través de las distintas formaciones y numerosos Sound Systems, como el del legendario Ken ‘Fatman’ Gordon o el mismísimo Jah Shaka. Aunque poco más tarde, apareció otra forma de entender el Sound, era la época dorada de Sir Coxsone Outernational o Saxon Sound y sus talentosos MC’s. Asimismo, unos años después, llegaron productores de otra galaxia como The Disciples o Alpha & Omega.

1. Aswad – New Chapter Of Dub (Mango Records 1981)

Realmente, Aswad fue quienes establecieron el estándar del sonido de los vientos. En cuanto a la sección rítmica, su batería Angus Gaye aparecería en muchos grandes discos producidos en el Reino Unido. Sin duda, Aswad es una de las formaciones que más influyeron el sonido UK. Precisamente, en este trabajo se puede encontrar el mágico «Dub Fire».

2. Carroll Thompson - Hopelessly In Love (Carib Gems 1981)

El Lovers Rock fue la versión británica del Reggae jamaicano de los años 70 y 80. Este género creó sus propias estrellas como Louisa Mark, Janet Kay, The Investigators o Carroll Thompson. En la portada de este álbum, aparecía Carroll sentada en el capó de un automóvil con un abrigo de piel, una imagen que se convirtió en icónica para los amantes del Reggae en el Reino Unido.

3. Mad Professor ‎– Beyond The Realms Of Dub (Ariwa 1982)

Este trabajo fue la segunda parte del Dub Me Crazy!, un álbum que ha fascinado a todos los amantes del Dub por su variedad de reverbs y delays. Realmente su serie de Dub Me Crazy es algo que tiene que ser estudiado, pero nos detenemos en su track «Kunte Kinte The African Warrior» que, sin duda, es un clásico del prestigioso sonido Ariwa.

4. Smiley Culture – Police Officer (Fashion Records 1984)

A finales de 1984, Smiley Culture, un singjay de Saxon Sound, lanzó su «Police Officer». El single entró en el Top 20 y vendió más de 150.000 copias. La repercusión fue tal, que Smiley tuvo dos apariciones en el programa estrella de música de la BBC, el Top of the Pops. Curiosamente, el tema contaba la supuesta historia de cómo fue detenido por posesión de cannabis y liberado a cambio de un autógrafo.

5. Maxi Priest ‎– You're Safe (10 Records 1985)

Maxi Priest era otro de los grandes cantantes que acompañaban a Saxon Sound. Su voz le catapultó al éxito internacional, sobre todo por todas sus canciones dedicadas a los diferentes estados que provoca el amor, lo que le catapultó a la cima del Lovers Rock británico. Para que os hagáis una idea de su magnitud, este trabajo fue lanzado a través de Virgin Records.

spannabis2020_2