Esta vez, nos vamos a centrar en un lugar y una época en concreto de la historia del Reggae: la segunda mitad de los años 70 en las islas británicas.

Hoy hablaremos de cuando el Rocksteady mutó hasta convertirse en Lovers Rock mientras que el Reggae asistía al nacimiento del Punk.

Historia del Reggae, del Lovers Rock al Punk

Historia del Reggae, del Lovers Rock al Punk

Como ya hemos repetido en numerosas ocasiones, la cultura jamaicana llegó a Europa a través de UK. Desde el año 1948, miles de emigrantes jamaicanos conocidos como la generación Windrush desembarcaron en las costas de Reino Unido para cambiar la historia musical europea.

En realidad, la sociedad británica comenzó a desarrollar una enorme actividad alrededor de la música jamaicana a finales de los años 60, sobre todo con el Rocksteady y el Early Reggae. De esa época, podríamos hablar de sellos como Trojan o el movimiento skinhead. Poco después, a mediados de los 70, se inició una nueva era en UK en la que proliferaron géneros tan contrapuestos como el Lovers Rock, un estilo dominado por el amor; o el Punk, que entre muchas cosas nos viene a decir que no todo es color de rosa.

Esta etapa fue la consecuencia de una serie de cambios sísmicos en la cultura y la sociedad británica, como os vamos a contar a continuación.

Lovers Rock, un momento para el amor

Para hablar del porqué del Lovers Rock tan sólo hay que pensar en las primeras generaciones de jamaicanos nacidos en UK. En los 70, muchos jóvenes buscaban una identidad que no fuera dictada por las raíces jamaicanas de sus padres. Por entonces, los afrodescendientes vivían un momento turbulento en UK, donde había mucha presión policial, desempleo y hambre. En ese ambiente, el Lovers Rock podría verse como una anomalía. En lugar de ser una música destinada a sacudir el status quo, atrajo a los jóvenes en un nivel más emocional.

De algún modo, se puede decir que este género estaba diseñado para tratar los asuntos del corazón, para que las parejas bailaran, etc. Es decir, se presentaba como una alternativa mucho más comercial y relajada que las letras políticas y espirituales que ofrecía el Reggae de los años 70. A pesar de sus intenciones románticas, el Lovers Rock también lideró toda una revolución en la industria musical. La participación de una infinidad de voces femeninas fue un hecho totalmente opuesto al histórico machismo del Reggae jamaicano.

En términos de melodías, el Lovers Rock se caracteriza por estar muy influenciado por el sonido Motown y el Soul de Filadelfia o Chicago. Además, fusionó estos estilos con los más trepidantes basslines jamaicanos. Se dice que su reinado se fraguó con singles como «Caught You in a Lie» de Louisa Marks, producida por Dennis Bovell en 1974. Como curiosidad, la canción fue grabada cuando la cantante tenía 14 años y se trataba de una revisión de la pieza original de Bobby Parker. Asimismo, la mayoría de los críticos aseguran que esta fue la primera pista que se etiquetó como Lovers Rock.

Más adelante, artistas como Janet Kay, Trevor Hartley, Carroll Thompson o Deborahe Glasgow llegaron a los primeros puestos de las listas de ventas británicas. De hecho, el éxito de este género llamó tanto la atención en Jamaica que gente como Dennis Brown o Gregory Isaacs comenzaron a registrar sus voces en melodías Lovers Rock.

El Punk, no todo es color de rosa

Mientras que el Lovers Rock estaba triunfando gracias a un formato más mainstream, el Reggae asistía al nacimiento del Punk. El típico ejemplo para hablar de esta etapa es que Bob Marley grabó su famoso «Punky Reggae Party» en 1977. Este track fue lanzado como la cara B de «Jamming», uno de los grandes hits del Rey del Reggae. En la letra de este anthem, Marley proponía la unidad entre los dos movimientos, declarando la rebeldía contra la industria de la música convencional.

De todos modos, para encontrar donde comenzó la estrecha relación del Reggae y el Punk, es importante recordar lo sucedido en el Carnaval de Notting Hill de 1976. Mientras los Sound Systems estaban vibrando, las tensiones entre los jóvenes negros y la policía provocaron una dura batalla en las calles. Obviamente, este suceso conmocionó a la sociedad británica. Por un lado estaban las mentes colonialistas, que mostraban airadamente su racismo; y por otro podíamos encontrar a gran parte de la juventud criticando la violencia empleada por las fuerzas de seguridad.

Curiosamente, The Clash, la mítica formación punk, escribió una canción llamada «White Riot» (1977) donde se lamentaban que los jóvenes blancos no tomasen medidas tan directas contra la opresión policial. Por cierto, ese mismo año, The Clash publicó su versión del «Police and Thieves» de Junior Murvin. La verdad es que, en una nación racialmente dividida y con el Frente Nacional en ascenso, el movimiento Punk dejó bien claro ser un aliado del Reggae en cuanto a la resistencia social. Además, la actitud del Punk influenció a bandas británicas de Reggae como Aswad o Steel Pulse. Estas formaciones favorecieron una postura más militante sobre temas de justicia social que sus compañeros jamaicanos.

Por último, en cuanto a la fusión musical de ambos estilos, no podemos dejar pasar por alto himnos como el «(White Man) In Hammersmith Palais» (1978) de The Clash, un tema que fue registrado junto a Lee Perry. Del mismo modo, también os recomendamos escuchar algunas canciones de The Ruts, como puedan ser «Babylon’s Burning» o «In a Rut». Sin olvidar, el disco de debut de The Slits, llamado Cut (1979), que fue producido por Dennis Bovell y lanzado por Island Records.

rototom-2022