Hace muchos años que, en Jamaica, la música Dub no es tan valorada como lo es ahora mismo en gran parte del mundo.

De hecho, se podría decir que la isla ha subestimado la riqueza de este género musical.

¿Cómo era el primer Dub?

En los inicios de esta interesante historia, hace 50 años, e Dub se definía como una serie de técnicas de grabación y producción que reorganizaban los elementos dentro de una grabación ya existente. En realidad, lo que se hacía era modificar las pistas de los instrumentos, dándoles otra presencia o añadiendo efectos, para crear una nueva visión de la canción original.

En verdad, el Dub evolucionó a partir de esas versiones instrumentales. Los productores jamaicanos comenzaron a publicarlas, a finales de los 60, como las caras B de sus 7″. En dicha época, la competencia de los sound systems ya no exigía canciones exclusivas. Ahora, con la llegada del Dub, el público demandaba diferentes versiones de una canción exitosa. Por esta razón, aquellos primeros productores de Dub se convirtieron en los pioneros de lo que llamamos el remix.

Como ya os hemos contado en alguna ocasión, precisamente, la proliferación de las versiones instrumentales permitieron la llegada de un sinfín de deejays, siendo estos a su vez los precursores del Rap estadounidense. Efectivamente, por entonces comenzó la práctica de cantar sobre los ritmos que soltaba el selector. Vaya, que al Dub también se le atribuye el origen de la cultura del Riddim.

La creatividad de productores como Lee Perry o King Tubby fue decisiva. De hecho, el que estos y otros productores experimentasen con diversas técnicas de grabación consiguió que el Dub se hiciese famoso en toda Jamaica. Sin embargo, cuando llegó el Digital, a mediados de los 80, la popularidad del Dub disminuyó drásticamente en la isla.

No subestimes la riqueza del Dub

En la actualidad, el Dub está disfrutando de un renacimiento en Jamaica, igual que en otros puntos del planeta. Evidentemente, esto es debido a la situación que se ha vivido en algunos países de Europa en los últimos años. No obstante, lo que se está escuchando en la mayoría de los bailes no tiene nada que ver con los orígenes de está música. Y bueno, de alguna forma, el olvidarse de los primeros maestros nos aleja de la verdadera originalidad y nos conduce a la copia de la copia.

Respecto a esta dualidad de original y copia, nos gustaría al menos plantear una duda. Sabiendo que el Dub fue la inspiración para la música electrónica moderna, entonces, si nos distanciamos de las raíces, ¿también estaremos haciéndolo de la creatividad que estableció el origen de la música electrónica moderna? Curiosamente, los sonidos más presentes en este nuevo Dub son los extraídos del Techno o del Trance.

Como solemos decir, la evolución es una constante en la cultura musical jamaicana y, lógicamente, eso es algo muy sano. Pero también hay que tener bien claro, que para tener una buena flor siempre hay que cuidar bien las raíces. Por ello, desde aquí invitamos a los sound systems y selectores, igual que al público en general, a que se ponga más atención a la música de aquellos primeros años. Dicho de otro modo, si no lo estás haciendo ya, deberías dejar de pensar tanto en los sonidos contemporáneos y buscar más en los orígenes de este interesante género musical… just enjoy it!

No subestimes la riqueza del Dub. Photo by: Dominique Pozzo © Rototom Sunsplash 2016.
spannabis2020_2