Como cualquier veteran sabe, Agent Sasco ha desarrollado UNA transformación impresionante.

DE HECHO, a estas alturas, DESCRIBIRLE como un artista de Dancehall sería un gran error.

La transformación de Agent Sasco

Nacido en Kingston el 22 de diciembre de 1982 como Jeffrey E. Campbell. La carrera musical de este artista se podría definir como una interesante transformación. Desde sus inicios, a finales de los 90, Agent Sasco ha ido evolucionando hasta convertirse en uno de los artistas más estimados de la música jamaicana del momento.

A pesar de también ser conocido como Assassin, y con lo que podría sugerir ese alias, hablamos de un artista muy diferente a lo que se presupone entre la mayoría de estrellas contemporáneas. Por ejemplo, no tiene piercings, ni tatuajes y asegura no haber fumado nunca. Vaya, que parece no estar dominado por los patrones actuales.

Asimismo, el jamaicano mantiene un alto nivel de actividad social y medio ambiental. Es decir, en su figura se observan una serie de valores y creencias cada vez más difíciles de encontrar en este cambiante mundo de la música.

El significado de una marca limpia

No obstante, este concepto de marca limpia ha sido el que ha atraído a muchas de las entidades que han apostado por él. Y ciertamente, justo en este punto le lleva una gran ventaja a sus compañeros de escena, puesto que digamos que las tendencias de hoy en día son eclipsar la positividad a base de grandes dosis de negatividad. Respecto a estos asuntos, os recordamos otro artículo titulado «Agent Sasco reflexiona sobre el Dancehall actual».

Por cierto, si continuamos dando visibilidad a sus logros. No podemos olvidarnos de que Sasco completó sus estudios universitarios (Administración de Empresas) mientras construía su enorme legado discográfico. Y bueno, precisamente en este campo, también ha conseguido grandes éxitos con sus empresas.

Vaya, quizá estemos ante todo un modelo a seguir… por si no te habías dado cuenta todavía.

rototom-2022