Cuando comenzó a pegar fuerte la fiebre del Dub, veíamos con muy buenos ojos la oportunidad que nos ofrecía el posicionamiento de áreas Sound Systems en los festivales más generalistas.

No obstante, parece ser que este caballo de troya no ha logrado provocar el salto hacia el resto de la música popular jamaicana, como demuestran las programaciones de todos estos festivales.

La moda del Dub Corner

La expansión del Dub

Hace unos días, vimos como otro festival veraniego se apuntaba a la moda del Dub Corner. En esta ocasión, se trataba del Iboga Summer Festival, un evento que siempre ha simpatizado con el Reggae y el Ska, como ha demostrado en sus sucesivas ediciones. El caso es que de momento no han confirmado nombres para este área, pero si sabemos que tendrá lugar del 24 al 28 de julio en Tavernes de la Valldigna (Valencia) y que en su escenario principal actuarán artistas como Natty Bo & Soweto Band o The Toasters.

Este mismo hecho, también ha ocurrido en otros festivales, como hace unos años en el Territorios Sevilla o más recientemente en el ViñaRock o el Primavera Trompetera. Cierto es que en algunas de estas convocatorias se han podido ver formaciones ligadas al Reggae en sus otros escenarios. Sin embargo, no deberíamos olvidar que todas estas propuestas son las que veremos repetidas en los diferentes festivales, casi como si fuesen calcadas, ya que son los artistas que forman parte de las todopoderosas agencias de management que dominan las programaciones de estos eventos.

Los circuitos comerciales

Indudablemente, sería erróneo pensar que esos festivales están promoviendo nuestra música, puesto que la gran mayoría son cada día menos culturales y más negocio. Por eso mismo, los Dub Corners han tenido tanto éxito. Son zonas cuya programación conlleva un presupuesto mucho más económico y, obviamente, tienen una repercusión importante en las redes sociales. Del mismo modo, ha ocurrido algo muy similar con la proliferación de fiestas por toda la península bajo el nombre de Dub Club.

Curiosamente, esta comercialización del Dub también se ha podido observar con el giro hacia este estilo de muchos de los artistas de la escena Reggae / Dancehall. Hemos visto como cantantes, productores o selektahs han tomado este camino que aparentemente parece más sencillo a la hora de obtener un éxito más inmediato. Eso sí, llegados a este punto, sería conveniente tener bien claro que por muy en boca que esté de todo el mundo y tenga una presencia importante en las redes, el Dub todavía sigue siendo muy minoritario si lo comparamos con el elevado número de fans que tienen el resto de sus familiares de la música de ascendencia jamaicana. Efectivamente, muchas de las personas que aman esta cultura no se dejan ver por las redes sociales.

La moda del Dub Corner

¿Y por qué no se promociona un espacio más variado?

En realidad, habría que preguntarse el porqué en estas latitudes han tenido tanto éxito estas áreas especializadas en Dub y no un espacio Dancehall de toda la vida. Probablemente, nuestro mejor ejemplo para estudiar dicha situación sea el Rototom, donde por mucho que se diga hemos visto como el área Dancehall es el territorio más visitado en las noches del recinto. Algo que es muy sencillo de entender, ya que es el lugar donde se pueden escuchar todos los estilos, es decir, tiene mas pegada en todo tipo de público. Evidentemente, no hay nada mejor que un buen viaje por todos los ritmos de las diferentes décadas de la historia musical jamaicana, ¿verdad?

Si entendemos el Dancehall como un lugar de baile donde suenan todos los estilos musicales, desde el Ska al Reggae pasando por el Dancehall o el Rocksteady, es sencillo comprender que la función de un área más inclusiva sería mucho más beneficiosa para toda la música popular jamaicana que los Dub Corner, debido a que estas zonas generalmente tienden a promover música de origen europeo. Lógicamente, no tenemos ningún problema con el Dub europeo, pero curiosamente parece ser que se está olvidando que todo esto viene de Jamaica. Dicho de otra forma, se está perdiendo la conexión cultural con la isla y eso no puede significar nada bueno.

Una llamada de atención

Por lo tanto, no estamos criticando al Dub, ni mucho menos. Esto es una llamada de atención a los movimientos de algunas personas hacia la monetización de una cultura Sound System que se centra casi exclusivamente en el Dub. Pensamos que no están haciendo ningún favor cuando están discriminando el resto de géneros musicales que, por cierto, en otras partes del mundo si que suenan en estos equipos de gran potencia.

De hecho, igual que anteriormente hemos citado al Ska, Rocksteady y demás estilos, también nos preguntamos ¿dónde han dejado el Jungle? Sin más, esperamos que pronto vivamos una mejora de todos estos aspectos y regresemos al camino que nos llevé hacia el rico y extenso legado musical que nos ha dejado nuestra amada Jamaica… sin olvidar su presente, claro está.

La moda del Dub Corner
mike_love_330x165.png