Todas las fuentes apuntan a que Bob Marley nació el 6 de febrero de 1945, pero en su pasaporte la fecha que figura es la del 06 de abril de ese mismo año.

En realidad, es muy posible que Bob naciera en Febrero, ya que se le asignó la tribu de Joseph según su creencia Rastafari. Ya sabéis, según el mes de nacimiento, las 12 tribus de israel dan el nombre de uno de los 12 hijos de Jacob.

No hay duda de que Bob Maley fue un músico muy especial. No sólo por sus registros, que aún siguen vendiéndose en todo el mundo, sino por la misión que llevó a cabo. El Rey del Reggae, además de cantar sobre la paz, también nos habló de cómo el infierno se daba cita aquí en la tierra. Es más, está claro que su legado artístico no era una teoría o simples conjeturas. De hecho, con el paso del tiempo, sus canciones han sido revividas por las personas más desdichadas de este planeta. Todo esto no ha sido fruto de la casualidad y para que os podáis hacer una mejor idea vamos a repasar lo que rodeó su nacimiento.

Robert Nesta Marley nació en un pequeño pueblo rural llamado Nine Miles, situado en St. Ann, Jamaica. Su padre era un hombre blanco, el capitán Norval Marley, un representante del gobierno británico cuando Jamaica todavía era su colonia. La madre de Marley, Cedella, era una joven mujer negra descendiente de la tribu Cromantee, que como esclavos habían protagonizado los levantamientos más sangrientos en la era de las plantaciones en la isla. El Capitán Marley sedujo a Cedella, de diecisiete años, prometiéndole matrimonio, mientras recreaba un escenario de privilegio blanco. Sin embargo, cuando Cedella quedó embarazada, el capitán la abandonó en vez de enfrentarse a su compromiso.

El único hijo de la pareja llegó a principios de 1945, cuando la Segunda Guerra Mundial se acercaba a su fin. Nadie está seguro de la fecha exacta de su nacimiento, pero en el pasaporte de Bob figura la fecha del 6 de abril. El caso es que Cedella estaba segura de que había sido dos meses antes, en Febrero, pero no el día en concreto. La historia cuenta que le tomó mucho tiempo registrar el nacimiento; ya que tenía miedo de meterse en problemas por tener un hijo con un hombre blanco. Los nacimientos de razas mixtas no eran raros, pero tampoco eran bienvenidos, y en general las personas nacidas de estas uniones solían ser despreciadas por ambas razas.

Para acabar, teniendo en cuenta la sangre que corría por las venas de Marley, él nunca llegó a odiar a los blancos, sino que denunció el poder inmerecido de un pueblo que subyugó a otras razas. Con el paso del tiempo, Bob se volvió cada vez más devoto de la diáspora negra, el pueblo africano fue dispersado o colonizado como resultado de la trata de esclavos y el imperialismo. No hay duda de que Marley entendió que la lucha por el poder podía dar como resultado un derramamiento de sangre, pero también sostuvo que si la humanidad no se mantenía unida, no lograría mantenerse en pie.