Capleton, cuyo verdadero nombre es Clifton Bailey, se encuentra bajo custodia policial tras ser arrestado por cargos de violación.

La víctima presentó la denuncia el pasado 02 de mayo y poco más de una semana después Capleton fue arrestado.

El pasado 28 de abril, Capleton contrató a una peluquera para que le arreglase el pelo. De acuerdo con la denuncia, la mujer fue al hotel donde se alojaba el artista, en New Kingston, y afirma que mantuvo relaciones sexuales con Capleton en contra de su voluntad.

Poco más tarde, según la policía, Capleton se dirigió a la comisaria de Half-Way Tree, en St. Andrew, y denunció un caso de extorsión contra la misma persona. La mujer ha negado las acusaciones, diciendo que ella es la verdadera víctima de la situación. Asimismo, la policía también ha abierto una investigación ante la denuncia del artista.

Pero el pasado viernes 11 de mayo, Capleton fue arrestado por cargos de violación tras declarar ante la policía en presencia de su abogado, Christopher Townsend. Según los agentes, encontraron evidencias suficientes para poder arrestarle y acusarle de violación. Si resultase culpable, el artista podría enfrentarse a una condena de 10 a 15 años de prisión. Es decir, podríamos tener a otro icono de la música popular jamaicana en prisión, que se sumaría a la lista de artistas encarcelados junto a Vybz Kartel, Ninjaman o Buju Banton.

Mientras tanto, su abogado ha realizado una serie de declaraciones alegando que el cargo de violación presentado contra su cliente es un claro ejemplo de extorsión. Townsend dijo que ellos también denunciaron a la mujer y asegura tener varias pruebas contundentes como mensajes de WhatsApp que respaldan las afirmaciones de que es un caso de extorsión.

Por esa razón, el abogado ha reprendido al CISOCA (Centre for the Investigation of Sexual Offence and Child Abuse) por ser irresponsables a la hora de conducir la investigación, puesto que no han hecho ninguna conexión entre las dos quejas presentadas el mismo día con tan sólo unas horas de diferencia. No obstante, Townsend espera a la citación de mañana lunes 14 de mayo para poder aportar todas las pruebas y, a su vez, para tener la oportunidad de solicitar la libertad bajo fianza, en lo que será su primera comparecencia ante el tribunal.

«La investigación no ha sido exhaustiva. Todo lo que hicieron fue tomar declaraciones. Nadie investigó nada y ahora somos víctimas de lo que parece ser una investigación mal concebida», dijo su abogado.

rototom-2022