Cada febrero se celebra el Mes de la Historia Afroestadounidense para recordar las dificultades y los logros que millones de ciudadanos experimentaron.

Esta fecha se instituyó en febrero del año 1926. Inicialmente sólo se le dedicaba una semana pero a partir del año 1976 se amplió a un mes.

Por ello, hoy es un buen día para hablaros de las últimas novedades acerca de la controvertida figura de Marcus Garvey.

La razón por la cual se escogió el mes de febrero tiene que ver con la fechas en las que nacieron dos hombres fundamentales en la lucha por los derechos de los afroestadounidenses. Ellos son Abraham Lincoln, el día 12, y Frederick Douglas, de quién se dice que nació aproximadamente el día 14.

En realidad, ha habido un sinfín de personas que han dedicado su vida a la liberación de la black people, pero uno de los pioneros fue Marcus Garvey a comienzos del siglo XX. Su labor fue la que inspiró a generaciones y generaciones de activistas por los derechos civiles de todo el mundo. Por ejemplo, Martin Luther King o Nelson Mandela han sido algunos de los grandes personajes que han reconocido su enorme trabajo.

Marcus Mosiah Garvey fue un inmigrante jamaicano en Estados Unidos. En el año 1916 fundó la Asociación Universal del Desarrollo Negro (Universal Negro Improvement Association). En 1918, Garvey ya tenía un periódico llamado Negro World y un año más tarde compró un auditorio en Harlem que llamó Liberty Hall, donde miles de personas acudieron a escucharlo. En 1920 se le atribuyó el título de Presidente Provisional de África.

Durante los primeros años 20, J. Edgar Hoover (Director del FBI) persiguió a Garvey por su actividad política como líder del movimiento panafricano. En 1923, Marcus Garvey fue condenado a 5 años de cárcel por fraude en su proyecto de Black Star Liner, con el que pretendía repatriar personas al continente africano. El veredicto final fue «apañado» por motivos políticos como se demostró con el paso del tiempo. Estos cargos y la propia condena pusieron fin de una manera muy efectiva al movimiento político de Garvey y finalmente consiguieron que lo deportaran de regreso a Jamaica en el año 1927.

Como habréis seguido en los medios de comunicación generalistas, Barack Obama utilizó sus últimos días como presidente de Estados unidos para realizar varias declaraciones y pedir disculpas por algunos asuntos, aunque existe una disculpa que para muchos activistas del Black Power le ha quedado pendiente, el encarcelamiento de Marcus Garvey.

«Necesita reconocer su deuda con aquellos que lucharon y se sacrificaron para que pudiese ocupar el puesto de presidente», dijo Julius Garvey refiriéndose a Barack Obama.

 

En estos últimos meses, miembros del Congressional Black Caucus o el Dr. Julius Garvey (su hijo) han exhortado a Obama para que pidiese perdón públicamente por el encarcelamiento de Marcus Garvey. Hay que recordar que el gobierno de Obama ya rechazó un perdón póstumo en el año 2011.

Durante la última visita de Obama a Jamaica, en el transcurso de una reunión con todos los presidentes de los países caribeños, Portia Simpson Miller, la Primera Ministra de la isla, le dijo a Obama que el gran deseo del pueblo jamaicano es que se limpiase el nombre de Garvey. En aquel viaje oficial, Obama no mencionó a Garvey en ningún momento, y ni si quiera se pasó por su tumba en la visita al National Heroes Park, cementerio dónde descansan los soldados jamaicanos que lucharon en las guerras mundiales.

«Todo lo que tenía que hacer era girarse y la tumba de mi padre estaba ahí», declaró Julius.

Obama y Portia
roots-yard-web-banner-random
banner_spannabisbcn2023_330x165