La influencia del Dub en prácticamente toda la música electrónica de hoy en día es algo más que evidente.

Por otro lado, su vieja amistad con la cultura sound system ha creado un halo mágico alrededor de este género que se mantiene bien activo a pesar del paso del tiempo.

A continuación, en esta primera parte, vamos a indagar en sus inicios para poder descubriros hasta la última pista que nos acerque al momento de su creación.

La Monte Young y la música Drone

El nacimiento del Dub

Antes de su nacimiento en la isla de Jamaica, ya se podían observar en la música Drone de los 60 algunas técnicas orientadas a la repetición de sonidos o clústers sostenidos, pero el concepto jamaicano no brotó ‘oficialmente’ hasta 1968 en el prestigioso estudio de Treasure Isle, cuando un descuido laboral dio lugar al casual descubrimiento de lo que más tarde daría paso al Dub, como ya os contamos en el artículo de Dub y la revolución musical jamaicana.

Pero como suele suceder cuando se busca y rebusca en el pasado de la música jamaicana a menudo se encuentran que las cosas ocurrieron antes de lo esperado.

Entonces, ¿existe algo anterior?

En efecto, hay pruebas muy claras que nos señalan a otras piezas anteriores a 1968 que sólo contienen el ritmo sin las voces. Estas habían sido utilizadas en varias ocasiones: en 1965, en Studio One, Roland Alphonso tocó una melodía con su saxofón en una canción llamada «Rinky Dink», grabada sobre el «Hold Down» de Lee Perry con las voces muteadas. Al año siguiente, uno de los ritmos más populares de The Wailers, el «Put It On», fue utilizado por Perry en su tema «Rub And Squeeze». Por otro lado, también existe una toma especial del «Rudie» de The Wailers con la armónica de Roy Richards, en vez de las voces originales, que se llamó «Green Collie».

El caso es que la evolución de la música popular jamaicana rara vez se ha detenido en toda su historia, prosperando continuamente gracias a las innovaciones de un puñado de profesionales que no han dejado de explorar nuevas direcciones. Es decir, hay innumerables pruebas de que Jamaica ha ejercido una influencia desproporcionada en las prácticas musicales del resto de personas que vivimos en este planeta.

U-Roy

El Dub, el Rap, los deejays, Remixes…

En los últimos años, el Dub ha demostrado ser posiblemente el subgénero más influyente del Reggae. Por ejemplo, sin la élite de los ingenieros de sonido de la isla, el Rap nunca hubiese llegado a ser una de las máximas expresiones de cultura popular en el mundo. A partir de finales de los 60, cuando comenzó a ser habitual el producir ritmos sin las voces de los cantantes, apareció otro gran personaje de la historia del Reggae, U-Roy, quien descubrió al mundo las habilidades de un deejay al micrófono. Su participación sobre los ritmos era tan importante como las letras de cualquier cantante, anteponiéndose a la moda del rap en Estados Unidos.

Otro de los eventos más importantes en la historia del Dub, fue cuando aparecieron las mezclas de estudio que destacaban el drum & bass de las canciones originales bajo el nombre de «B-Sides», donde además también se aplicaban ecos y reverberaciones. Vaya, que se podría hablar de los primeros Remixes.

Las versiones instrumentales

Lee Perry obtuvo grandes éxitos con sus versiones instrumentales, sobretodo con el famoso «Return of Django», con el que junto a sus Upsetters, cruzaron el charco y lo situaron en Gran Bretaña en el año 1969. Poco antes de que comenzara a centrarse en Bob Marley y The Wailers. En 1971, Perry publicó su Soul Revolution II, una edición enteramente instrumental del Soul Revolution de los Wailers, lo que permitió a los oyentes escuchar el material de una forma completamente diferente, donde el énfasis se centraba por completo en los ritmos de los músicos.

King Tubby

Las innovaciones de King Tubby

Pero si hay que hablar de una figura esencial en toda esta película, entonces sin ninguna duda hay que citar a Osbourne Ruddock, más conocido por King Tubby. Su pequeño estudio situado en el ghetto de Waterhouse, al oeste de Kingston, fue algo así como el laboratorio que desarrolló todo el potencial de este arma musical llamada Dub. Y es que el joven Tubby ya vislumbraba un gran porvenir. Con tan sólo 17 años, en 1958, construyó su primer sound system, el mítico Home Town Hi-Fi, que pronto se convertiría en uno de los favoritos en su zona, debido en gran medida a la alta calidad de su diseño.

Philip Smart, quien fue renombrado como Prince Philip por Bunny Lee, ha sido uno de los grandes ingenieros de sonido que aprendieron su oficio en el estudio de King Tubby, donde Philip compartió muchas experiencias con Tubby, durante gran parte de la década de los 70, de ahí el apodo de Prince.

Una de las razones por las que Tubby tuvo más éxito en aquellos inicios, fue precisamente que él tenía su propio estudio, que en realidad era una pequeña habitación. Mientras que Perry tuvo que optar por trabajar en las instalaciones de otros compañeros antes de la apertura de su Black Ark a finales de 1973. Otros ingenieros que se enfrentaron al mismo problema fueron Niney the Observer, Keith Hudson o el mismísimo Augustus Pablo, quienes tuvieron que confiar en la destreza de Tubby para sacar adelante sus proyectos. Más adelante, Niney trabajó de manera constante con Joe Gibbs y Studio One.

Lee Perry

“Tubby fue un innovador. Su primera mesa no la compró, la construyó. Su principal fuente de ingresos era la construcción de amplificadores y el bobinado de transformadores. La música para él era una adición», dijo Philip Smart.

El primer LP de Dub

Justo en el citado 1973, el Dub comenzó a andar sobre las dos piernas cuando una serie de discos aparecieron al mismo tiempo en el mercado. Entre los más notables estaban el asombroso Blackboard Jungle Dub (originalmente publicado como Upsetters 14 Dub Blackboard Jungle), fruto de la colaboración de Lee Perry con Tubby; Prince Buster y su The message Dubwise, mezclado en Dynamics por Carlton Lee; El exquisito Java Java Java Java de Clive Chin, mezclado por Errol Thompson en Randy’s; Joe Gibbs y su Dub Serial, mezclado también por Thompson; y el apasionante Dub Store Special de Studio One, mezclado por Clement «Sir Coxsone» Dodd.

Todos esos discos compitieron por ser el primer LP de Dub, pero cuando examinamos las evidencias, el Aquarius Dub de Herman Chin-Loy es el candidato más fuerte a ser ese primer álbum. En realidad, Chin-Loy dice que preparó el disco para que los deejays pudieran usarlo en los sound systems, pero este trabajo tiene una serie de efectos de sonido que se pueden etiquetar rápidamente en el sonido Dub, por lo que Aquarius Dub es más que un LP con versiones instrumentales.

Y por último, os dejamos con el audio del Aquarius Dub para despedir el primer capítulo de esta aventura a la que hemos titulado: El Dub y los grandes malabaristas del sonido.