Este próximo 26 de abril se cumplen 20 años de que Jah Cure fuese condenado a 15 años de prisión por dos cargos de violación, además de por robo con agravante y posesión ilegal de arma de fuego.

Hasta esa fecha, el joven artista, de nombre real Siccature Alcock, había trazado una de las carreras más prometedoras de los últimos tiempos.

Jah Cure fue encarcelado por violación

Hay muchas personas que se han olvidado este triste incidente. De hecho, Jah Cure es uno de esos cantantes que más fans tienen detrás, a pesar de seguir sumando muchos momentos erráticos. Es más, se podría decir que Cure tiene el respeto de una gran parte de la escena por el gran cantante consciente que es, sin importar su reconocido carácter violento.

Veréis, Jah Cure fue arrestado el 16 de noviembre de 1998 en Montego Bay, la segunda ciudad más grande de Jamaica, cuando el cantante tenía apenas 19 años. Una mujer lo había señalado como el hombre que la obligó a subir a un automóvil y, empuñando una pistola, la violó y la robó. Cure juró que nunca la había visto antes.

Teniendo en cuenta la gravedad de los hechos, a Cure se le otorgó una fianza de 20,000$ jamaicanos (unos 135€) y continuó recorriendo Jamaica, Bermudas y Trinidad. Hasta que el 26 de abril de 1999 fue sentenciado a 15 años de prisión por dos cargos de violación, uno de robo con agravante y el de posesión ilegal de un arma de fuego. En una apelación, sus abogados consiguieron que su sentencia fuese acortada de 15 a 12 años. Finalmente, fue puesto en libertad condicional en julio del 2007.

¿Y los jamaicanos como reaccionaron?

En aquellos días, los abogados de Jah Cure se encargaron de señalar a todos como corruptos, tanto a la policía como a los jueces. La verdad es que había mucha gente que pensaba que el cantante no era culpable de violación y que había sido víctima de un complot, puesto que se encontraba en el momento en el que estaba despegando su carrera. Anteriormente, el mismo Jah Cure había acusado a la policía de fabricar las pruebas para asegurar su condena. Asimismo, se ganó el apoyo de la comunidad Rastafari, quienes creían que fue perseguido por sus creencias religiosas.

Es importante recordar que Jamaica es un país donde las cifras sugieren que hasta una de cada tres mujeres son violadas. De hecho, se podría decir que existe hasta cierta permisibilidad con este tipo de crímenes al tratarse de un país extremadamente machista. Dicho de otra forma, muchas veces, cuando una mujer ha sido violada es tachada como la culpable. De ahí que se pueda ‘entender’ que en este país cuando un artista es el violador sea fácil encontrar a muchas personas que crean en su inocencia.

Por otro lado, después de que el valor del cantante se estimase en algo más de 150 millones de euros, su madre dijo que ella seguía viviendo en una pequeña casa y trabajando como peluquera. No obstante, no dudo en declarar que su familia no había visto ningún dinero y que quizá a alguien le convenía que se quedase en la cárcel.

Conozcamos algo más de su carrera

A finales de los 90, Jah Cure se habia convertido en el artista de Reggae que más rápido había crecido en la isla. Tras la noticia de su sentencia, parecía que tocaba olvidarse de su carismática voz después de haber enamorado a los jamaicanos con singles como el «King In This Jungle» junto a Sizzla. Sin embargo, el artista consiguió seguir grabando música mientras cumplía condena en el Centro Correccional de Adultos de Tower Street. Fue allí donde Cure lanzó su primer álbum, llamado Free Jah Cure, The Album the Truth (2000), al que le siguieron Ghetto Life (2003) y Freedom Blues (2005).

Es probable, que el hecho de que Cure pasase por prisión engrandeciese su leyenda, al menos, lo convirtió en algo bastante único. El caso es que fue puesto en libertad condicional el 28 de julio de 2007, después de haber cumplido 8 años de la sentencia. Tan sólo tres días después, lanzó su cuarto trabajo True Reflections… a New Beginning (2007). Un mes después, tuvo lugar el primer concierto desde su liberación en el Reggae Sumfest, que se convirtió en otro de esos grandes shows a la jamaicana que tanto nos encantan.

Tras todo esto, no volvió al estudio hasta el 2009. En el mes de abril publicó Universal Cure, que fue su primer trabajo grabado fuera de la prisión. Unos años más tarde, en 2013, lanzó su disco World Cry, al que le siguió su último álbum The Cure (2015), un disco que fue nominado para un premio Grammy al mejor álbum de Reggae en 2016.