Tarrus Riley acaba de lanzar un nuevo disco que lleva por título Healing.

De alguna forma, este trabajo quiere recordarnos que igual que hay momentos para amar también hay que dedicar tiempo para sanar.

Tarrus Riley, todo un sanador

Tarrus Riley, todo un sanador

Si has asistido a alguno de sus conciertos, bien sabrás que Tarrus Riley posee una de las mejores voces de los últimos tiempos. De hecho, echamos mucho de menos el poder vivir esa experiencia junto a miles de personas sonriendo, saltando y cantando. Sin embargo, parece ser que todavía nos queda mucho para poder pensar en este tipo de celebraciones.

Del mismo modo, el jamaicano también se ha visto afectado por la situación que está provocando la pandemia entre los artistas jamaicanos. De repente, sus directos se vieron cancelados y se enturbió el futuro a corto plazo. En cambio, él ha aprovechado el confinamiento para canalizar su energía creativa. Como resultado, desde este pasado viernes ya podemos disfrutar de su nuevo álbum llamado Healing. Este trabajo ha sido producido por Shane C. Brown, con la ayuda de Dean Fraser y el propio Tarrus. Asimismo, también ha contado con algunos de los músicos que suelen acompañarle en los escenarios, como Glenroy Browne (bajo) y Mitchum Chin (guitarra).

Healing, la curación

El primer tema, llamado «The Week / Weak», nos introduce perfectamente en la idea de este nuevo proyecto: siempre hay un momento para curarnos de cualquier golpe que la vida nos pueda dar. Justo a continuación llega «Great Equalizer», una canción con un trepidante ritmo que pronto hace que nos preguntemos quién podría ser el ecualizador que regula las distintas frecuencias. La pista que le sigue es la que precisamente le da nombre a este álbum: «Healing». En verdad, este single lleva sonando desde el pasado mes de junio, donde Tarrus intenta descifrar el cómo será este nuevo mundo que nos están preparando.

En cuanto a las colaboraciones, sin duda, es una de las grandes curiosidades de este álbum. Por ejemplo, en el magnífico «Babylon Warfare» nos encontramos a una de las nuevas estrellas del Dancehall: Teejay, quien se funde con la dulce voz de Tarrus. Igualmente, en la canción que lleva por nombre «Lighter» descubrimos una producción de Rvssian junto a Shenseaa que rezuma ricos sabores noventeros. En cambio, con «Connect Again» se nos devuelve directamente al presente; no sólo por su ritmo Trap, sino por la letra. Precisamente, esta es la colabo con Konshens… y uno de los mejores temas del disco. Por último, Dexta Daps aparece en la motivadora «My Fire», una buena pista muy bien reforzada por diversos samples y efectos.

La familia y la coherencia

Y bueno, tampoco queremos olvidar la vibrante «Poor Immigration». En realidad, se trata de una versión de un tema de su padre: Jimmy Riley. Por cierto, ya que hablamos de parentescos, en «Family Tree», Tarrus hace un llamamiento para fortalecer los lazos familiares. Es más, eso mismo ha hecho en «Remember Me», un precioso track que cuenta con las voces de sus hijos en el coro.

Como resumen, nos gustaría decir que las 12 canciones de Healing podrían asociarse a palabras como coherencia o activismo. De hecho, como os hemos insinuado, el artista conocido como Singy Singy ha continuado con sus habituales letras tan profundas como didácticas. Lógicamente, todo ello adornado con su inigualable voz… nah miss!

Tarrus Riley, todo un sanador
rototom-2022