A finales de este mes de octubre, el día 25, se cumplirán 8 años de la muerte de Gregory Isaacs, también conocido como ‘the cool ruler’.

El legado de este artista es algo así como una lista interminable de hits. Pero hoy sólo vamos a centrarnos en uno de ellos, el mítico “Rumours”, al que le dedicamos el siguiente artículo.

Corría una tarde de 1988, hace ya 30 años, cuando el legendario productor Augustus ‘Gussie Clarke’ acaba de finalizar la construcción de su Music Works Studio en Kingston, más concretamente en el 56 de Slipe Road. Por esos días, el señor Gregory ‘The Cool Ruler’ Isaacs se acercaba de vez en cuando a sus instalaciones. Él tenía una buena relación con Clarke, más allá de sus peleas eran como hermanos. Gussie Clarke había pensado en presentarle a Gregory una canción llamada “Rumours” que en un principio había escrito Carlton Hinds para los Mighty Diamonds, con quienes Gussie Clarke estaba haciendo un proyecto. El caso es que cuando Isaacs la escuchó, estuvo de acuerdo con la propuesta que le había hecho su amigo y pronto se pusieron de acuerdo para llevar a cabo ese proyecto.

En la letra de “Rumours” se puede escuchar a Isaacs cantando sobre que se están difundiendo ciertos rumores. En la época, gran parte de su público pensó que en esta canción Isaacs estaba hablando sobre si mismo y su relación con la cocaína. Pero en realidad este cotilleo es algo anecdótico, ya que como decíamos no tuvo nada que ver con la autoría de las líricas de la canción.

Y la casualidad tampoco tuvo nada que ver con el ritmo sobre el que se desarrolla esa canción, un paso adelante en la era digital anunciada por el Sleng Teng unos años antes, donde un ajuste preestablecido en un teclado Casio MT-40 dio como resultado el mítico Rumours Riddim. A ese pequeño detalle, también le debemos añadir la influencia del equipo de personas que se reunió para grabar el ritmo, músicos como Cleland ‘Clevie’ Browne, Danny Browne o Robbie Lyn. Por cierto, el ingeniero de grabación fue Courtney ‘Mikey’ Small. Además, al parecer, Clarke estaba trabajando con una serie de equipos en su estudio que eran totalmente desconocidos en el país, como puedan ser Otari, Amek Tac Matchless, EX Century 500 y Meyer HD-1. Mientras que sus contemporáneos estaban más asociados a trabajar con la marca MCI.

Como era de esperar, “Rumours” se convirtió en uno de los mayores éxitos de la historia de la música popular jamaicana, tanto en la misma Jamaica como en los principales mercados del mundo occidental, como puedan ser Estados Unidos, Canadá o Reino Unido. Debido a su popularidad, digamos que rozó el peligro del parasitismo creativo, sobre su ritmo se llegaron a grabar otras canciones históricas como el “Nuff Respect” de Lady G, “Telephone Love” de JC Lodge o “Heavy Load” de Mighty Diamonds.