Hoy despertamos con una maravillosa noticia: Capleton es oficialmente un hombre libre tras haber sido acusado de violación hace casi un año.

Ayer miércoles, fueron desestimados los cargos que pesaban sobre esta leyenda del Reggae / Dancehall.

Por fin, Capleton es inocente

Ayer miércoles 27 de marzo, el Tribunal de Kingston retiró los cargos por los que Clifton Bailey, el verdadero nombre de Capleton, había sido acusado de violación el pasado mes de mayo. Como recordaréis, esta situación provocó una fuerte conmoción en toda la comunidad Reggae. No obstante, el arresto se produjo un par de meses después de que Ninjaman fuese enviado a prisión por asesinato. Esto les llevó a suponer a muchos fans que las fuerzas del estado jamaicanas estaban atacando a los artistas.

A pesar de la gravedad de los cargos y las acusaciones, Capleton siempre mantuvo su inocencia alegando que tenía pruebas de que la mujer que le había denunciado estaba mintiendo. Su abogado, el veterano deejay, Christopher Townsend, confirmó que el juez desestimó el caso después de que fiscalía intentase obtener una nueva declaración de la supuesta víctima. Al parecer, el juez dictaminó que no hubo un caso «prima facie» y decidió dar el expediente por resuelto. Es decir, el juez no permitió que la fiscalía presentase una nueva declaración como prueba.

Good Over Evil

Recordad, que la mujer declaró a la policía que Capleton le había obligado a tener relaciones sexuales en un hotel del área de New Kingston. Mientras que Capleton decía que ella sólo estaba en su habitación para arreglarle el pelo y que tenía pruebas, como mensajes de móvil, que demostraban que ella lo había intentado extorsionar.

El caso es que después de haber sido interrogado por el Centro para la Investigación de Delitos Sexuales y Abuso Infantil (CISOCA), Capleton fue fichado y acusado de violación. El cantante más tarde tuvo que pagar una fianza para poder seguir disfrutando de su libertad. Ahora, tras la decisión del juez, si podemos decir que todo este asunto ha terminado teniendo un final feliz para el artista.