Seguimos celebrando el «Mes del Reggae» y, por ello, toca recordar a Bob Marley, la primera estrella mundial de la música Reggae. Él fue una especie de embajador cultural de su Jamaica natal a lo largo de todo el mundo, un hecho que le convertiría en héroe nacional.

Hace unos días apareció la noticia en la prensa de todo el mundo: Pronto podremos escuchar nuevo material de Bob Marley. Hoy nos hacemos eco de esa información con este pequeño artículo tributo al rey del Reggae en el día de su 72 cumpleaños.

Desde su fallecimiento por cáncer en 1981, a la edad de 36 años, se ha intentado extraer de manera exhaustiva su legado musical para «mostrarlo» a todos sus seguidores.

El nuevo tesoro de Bob Marley & The Wailers fue encontrado en un viejo hotel de Londres situado en el noroeste de la cuidad, una zona un tanto olvidada. Se trata de 13 cintas máster que contienen grabaciones oficiales de sus conciertos.

Estos registros se habían podido escuchar anteriormente en versiones pirata, pero ahora se han descubierto las cintas originales pudriéndose en un sótano lleno de humedades de un hotel abandonado. Este lugar fue donde Bob Marley y su banda The Wailers estuvieron durante sus viajes por Europa a mediados de 1970.

Las grabaciones, conocidas como «The Lost Masters» en los círculos musicales, son de alta calidad y en 24 pistas. En un principio, se pensó que podrían estar dañadas sin posibilidad de recuperación. Pero gracias a la tecnología de hoy en día se han podido recuperar casi todas las cintas, ya que hubo tres que fue imposible restaurar con éxito.

¿Y qué conciertos contienen estas cintas? Pues son las grabaciones originales de las actuaciones de Bob Marley & The Wailers en Londres y París entre 1974 y 1978. En la época de grandes hits como «No Woman No Cry», «Jammin'», «Exodus» o «I Shot The Sheriff».

Al parecer este glorioso archivo fue rescatado entre un montón de chatarra por pura casualidad cuando Joe Gatt, un hombre de negocios y fan de Marley, recibió una llamada telefónica de un amigo que le avisó de un material del cual se iba a deshacer, unas viejas cintas de los 70s, que a él podrían interesarle, por lo que le pidió que no las tirara a la basura.

Louis Hoover, un reconocido cantante de Jazz de Londres y socio de Joe Gatt, fue el responsable de devolver a la vida a esas cintas en mal estado a través de sus contactos en la industria de la música. Hasta que llegó a Martin Nichols, técnico de sonido en White House Studios, quien tardó un año en lograr restaurar este material, debido al mal estado en el que se encontraban los masters.

«Cuando Joe me puso al corriente de la situación, me quedé sin palabras. Fue bastante cómico, de hecho tuve que parar el coche para comprobar que le había oído bien», dijo Hoover.

Ahora sólo nos queda esperar que saquen a la luz lo más pronto posible estas grabaciones.

cbdhempbusinessfair2022_330