Hace tan sólo unos días, el pasado jueves 26 de enero, el legendario productor jamaicano Clement ‘Sir Coxsone’ Dodd hubiera llegado a la edad de 85 años.

no se puede negar que, sin su influencia, nunca hubiera llegado a ser lo mismo la historia de la música contemporánea.

Sin la contribución de Sir Coxsone, la música popular jamaicana nunca habría sonado de la manera que lo hace. Entre los ritmos que han salido de las manos de este druida del Reggae puedes encontrar ritmos como el Full Up, Real Rock, Rockfort Rock y varios cortes del popular disco Heptones On Top de The Heptones, por poner unos ejemplos

Aunque arrogante a veces, Dodd poseía un ingenio táctico y una personalidad que atrajo e inspiró a muchos de los grandes artistas de la música Reggae. En su impagable Studio One se puede ver la procesión interminable de artistas y músicos que pasaron por el número 13 de Brentford Road, una calle que ahora es llamada Studio One Boulevard.

“Coxsone era un genio en sí mismo. Hay algunas cosas negativas que también podría decir sobre él. en cuanto a su inspiración e influencia, él sabía cómo conseguir algo de un artista. pero era muy decepcionante cuando su otro lado entraba en acción.”, dijo Bob Andy.

Clement Seymour Dodd nació en Kingston y murió en la misma ciudad el 5 mayo del 2004. Su apodo de Sir Coxsone le llegó durante su época en la escuela, ya que él tenía mucho talento como jugador de cricket y sus compañeros le comparaban con Alec Coxon (miembro del equipo Yorkshire County Cricket Club en la década de los 40).

El propietario de Studio One obtuvo su inspiración musical desde muy joven, ya que su madre, Doris Darlington, era la dueña de una tienda de comida en el centro de Kingston, donde entretenía a sus clientes a través de su Sound System. Años más tarde, Dodd siguió esa misma tendencia cuando abrió su propia tienda de licores y una tienda de discos en el cruce de las calles Love Lane y Beeston Street en el Downtown de Kingston, desde donde vendía sus productos mientras sonaba un sistema de sonido básico.

Dodd siguió evolucionando rápidamente, lo que le obligó a actualizar su equipo de música y, a su vez, también tuvo que hacer varios viajes al extranjero para adquirir nuevos discos de Rhythm & Blues para satisfacer la creciente demanda de sus clientes. A mediados de la década de los 50, Dodd había desarrollado plenamente su Downbeat Sound System y pronto se convertiría en el Sound System más importante del planeta tierra.

Pero tal vez el mejor movimiento de Dodd fue cuando llegó la construcción de su estudio de grabación y la puesta en funcionamiento de una planta de prensado de vinilos. Por cierto, Dodd tuvo la suerte de contar con la ayuda de su padre, de profesión albañil, para supervisar la construcción de su local. De este modo dio su primer paso en cuanto a la producción de todos aquellos talentos en bruto. Su objetivo era crear su propia música para luego pasar a reproducirla en su sistema de sonido en un momento en que las grabaciones de R&B estaban comenzando a perder peso.

Entonces, Coxsone comenzó a grabar y a producir a algunos de los nombres más populares en la historia de la música jamaicana. Ciertamente, la lista es interminable pero por lo menos vamos a nombrar a una pequeña parte… Bob Marley, Peter Tosh, Bunny Wailer, Toots and the Maytals, John Holt, Alton Ellis, Delroy Wilson, Slim Smith, Bob Andy, Jackie Mittoo, Marcia Griffiths, Dennis Brown, Brent Dowe, Joe Higgs, Ken Boothe o Larry Marshall.

Una de las principales características de Dodd fue su disposición a grabar de forma indiscriminada a muchos aspirantes a artistas de la época, lo hacía de la forma que le fuese posible. El caso es que él sabía que tenía a su lado el poder y la clase de los músicos de Skatalites para poder compensar cualquier deficiencia en la grabación.

A pesar de su reconocida fama, Dodd le debe mucho a gente como Jackie Mittoo o el ingeniero de sonido Syd Bucknor. Sin embargo, quizá Delroy Wilson puede haber sido fácilmente la piedra angular en la carrera de Dodd. Hubo un momento en el que Prince Buster amenazaba con dominar la escena musical de la isla. Buster había emitido una serie de mordaces ataques verbales musicales a Dodd, a los que Delroy Wilson respondió con temas como “Joe Liges”, “I Shall Not Remove”, “Lion Of Judah” y “Prince Pharaoh”.

Precisamente “Prince Pharaoh” fue la primera de al menos otras cuatro grabaciones donde se podía escuchar la voz de Dodd. En esta grabación, nuestro mítico personaje comparaba a Buster con los faraones de Egipto. Vamos, que se podría decir que esto eran los “early sound clashes”.

“When I say get down, I mean get down. I have no use for you. Your father was King Pharaoh and you are Prince Pharaoh. You must go down as your father did go down. Go down and drop your crown.”, decia Dodd en Prince Pharaoh.

Coxsone murió cuatro días después del acto en el que se rindió homenaje a su figura con motivo de que la calle Brentford Road fue renombrada como Studio One Boulevard. Nos dejó repentinamente tras un ataque de corazón, mientras trabajaba en Studio One. Poco después, en 2007, recibiría a título póstumo la Orden de Distinción por sus servicios a la industria de la música de Jamaica.