El 24 de junio de 1991, Glen Augustus Holness, más conocido por Nitty Gritty, fue asesinado a la edad de 34 años. Es decir, hoy se cumplen 27 años de aquel fatídico día.

El artista, uno de los más representativos de la década de los 80, recibió un disparo delante de la tienda Super Power Record Shop en Brooklyn, Nueva York.

Para todas las personas que aman el Early Dancehall, Nitty Gritty es uno de los nombres más importantes junto a su amigo Tenor Saw, King Kong o Anthony Red Rose. Ellos fueron los deejays que cabalgaron aquellos primeros ritmos digitales y, por lo tanto, fueron los responsables del auge de este nuevo género.

Nacido en August Town, Kingston, Nitty Gritty fue el segundo hijo de los 11 que tuvieron sus padres. Se estrenó con un grupo llamado The Soulites y uno de sus primeros pinitos con ‘la crème de la créme’ fue en 1973 cuando colaboró con Dennis Brown, George Nooks y The Mighty Diamonds en el tema «Let The Power Fall On I» para Joe Gibbs. Su primera grabación en solitario, ‘Every Man Is A Seller’, fue grabada para el sello Youthman Promotion de Sugar Minott. Además, antes de comenzar a trabajar con George Phang en 1984, grabó varias pistas para Channel One o Derrick ‘Bubbles’ Howard de los African Brothers.

Pero quizá lo más destacable de su carrera fue cuando en 1985 se unió al equipo de King Jammy. Su primer lanzamiento, «Hog Inna Minty», fue un éxito instantáneo, que más tarde fue acompañado por temas ya clásicos como «Good Morning Teacher», «Sweet Reggae Music», «Run Down The World» o «Gimme Some Of Your Something». En 1986, llegó por fin su disco de debut, Turbo Charged. En ese mismo año, publicó un disco compartido con King Kong llamado Musical Confrontation. Poco después, se mudó a Nueva York y llegaron los singles con Uptempo, Black Solidarity o Skengdon.

Desde ese momento la carrera del artista comenzó a no ser tan llamativa como en sus inicios. Aunque aparecieron trabajos como General Penitentiary, grabado con la banda de Studio One en 1987, donde todavía se podía ver a un Nitty Gritty en forma. En 1989, se lanzó un álbum para el sello Blacker Dread, incluyendo material que data de su primera visita al Reino Unido en 1986. Pero después de este par de repuntes su actividad musical disminuyó considerablemente.

Tristemente, el 24 de junio de 1991, fue asesinado a la edad de 34 años en Brooklyn, Nueva York, enfrente de la tienda de discos Super Power. Como alguna vez ya os hemos comentado, en aquellos tiempos, las bandas jamaicanas de narcotraficantes dominaban varios barrios de la ciudad convirtiéndolos en lugares muy violentos. Por esa razón, muchas personas portaban un arma, lo que conducía a sus vecinos a convivir con una alta tasa de criminalidad.

Respecto a su muerte, siempre ha habido una serie de espeluznantes especulaciones sobre quién y por qué. Aunque quizá sólo bastaría decir que otro artista talentoso fue asesinado en su mejor momento por un disparo, vamos a mojarnos y recordar que el principal sospechoso fue su compañero de profesión Super Cat. El caso es que fue considerado inocente en el juicio. Al parecer, Super Cat alegó que se estaba defendiendo después de que Nitty Gritty le apuntara con una pistola. En ese incidente también estuvo involucrado el hermano de Super Cat, Junior Cat, y Sluggy Ranks.

nowa-2019
far-2019-general