En los 90, los deejays jamaicanos consiguieron mantener su protagonismo en el mercado discográfico.

Precisamente, en este artículo vamos a detenernos en uno de ellos: Junior Demus, quien cumple hoy mismo 60 años.

Junior Demus, aquellos maravillosos deejays

En realidad, Junior Demus es más conocido en el mundo del Dancehall por su característica voz y su depurado estilo lírico. Sin embargo, su carrera arrancó en el Reggae cuando sólo tenía 14 años. De nombre real Conrad McNish, el pequeño Demus estaba rodeado de esta música como la gran mayoría de los jamaicanos en los 70. En esos primeros años, comenzó a actuar bajo el nombre de Papa Keeble. Más tarde, ya en los primeros años 80, Nicodemus le cambió el nombre por Junior Demus; ya que este fue su mentor e influencia principal.

Durante los 80, su reputación comenzó a extenderse entre los Sound Systems de toda la isla. Era un artista distinto que hablaba de las realidades de las calles jamaicanas, es decir, seguía una sana filosofía que consistía en “solo hablo de lo que veo”. Por entonces, trabajó con nombres tan relevantes como Peter Ranking, Sammy Dread, General Trees o Brigadier Jerry. Su popularidad fue tal que consiguió meterse en tours con artistas como Super Cat, Marcia Griffith o Yellowman. Asimismo, en 1988, actuó por primera vez en el Sting y se coló en los estudios de grabación gracias a Leng de Supreme Promotions.

De todos modos, tuvo que esperar hasta 1991 para lanzar su primer single: «When Me Come». Ese mismo año participó en Cabin Stabbin (VP Records) junto a Super Cat y Nicodemus, un LP que fue muy valorado en la época. Tres años después volvió a colaborar con ellos y Junior Cat en un disco mítico llamado The Good, the Bad, the Ugly, and the Crazy (Sony Music) con canciones de la talla del «Scalp Dem». También en 1994, Junior Demus nos entregó por fin su álbum de debut: Bad Fowl (Lil’ Joe Records), donde aparecían pistas como «Come Quick», «Son of a Gun» o «Hold Me Down». Puestos a nombrar big tunes, tampoco habría que olvidar otros tracks de su discografía como «One Master», «Rough Neck Chicken», «Babylon Culture» o «Good Over Evil».

Una leyenda poco valorada

El caso es que cuando escuchamos todos estos anthems, siempre hay que tener muy en cuenta que en esos años todo se grababa del tirón sin cortes y pegas. Vaya, que en los estudios y en los sellos discográficos se tenía un enfoque muy diferente al actual. Por ese motivo, sólo se contaba con los cantantes que se mostraban frescos en todo momento, debido a que no podían detenerse para arreglar una parte. Dicho de otro modo, su música salía directamente desde el corazón sin parchear.

Para finalizar, queremos recordar una vez más que hoy, 07 de octubre, es su 60º cumpleaños. Por ese motivo, hemos querido rendirle este humilde tributo que esperamos que le ayude a preservar su legado. No obstante, aprovechamos para desearle suerte en su particular lucha por obtener los derechos y royalties de sus canciones. Y por cierto, si quieres disfrutarle en directo todavía puedes encontrarle en activo en los mejores clubs de Brooklyn; donde reside desde hace muchos años.

rototom-2022