Tuff Gong, la mítica compañía fundada por Bob Marley, se apunta al auge del vinilo convirtiéndose en la última iniciativa dirigida a la reactivación total de los vinilos.

Este movimiento vuelve a demostrar que el formato está en alza, aunque como vimos recientemente en el artículo sobre el estado de la música: «no es oro todo lo que reluce».

En el siguiente artículo, también hablaremos de una técnica para mejorar la calidad en la fabricación de estos plásticos, ya que prácticamente se sigue trabajando como se hacia en los inicios de esta industria.

El famoso Tuff Gong Internacional de Bob Marley acaba de anunciar que va a volver a planchar sus registros en vinilo como parte de una nueva asociación con Sunpress Vinyl. Una empresa con sede en Florida (EE.UU.), más concretamente en el mismo lugar donde Joe Gibbs fundó Final Vinyl en el año 1970.

Tuff Gong ha decidido reiniciar su producción tras la creciente demanda de vinilos en todo el mundo. De esta forma, pretende satisfacer a todos los seguidores de la música y la cultura de Jamaica. El nuevo acuerdo llega justo en el momento en que la industria discográfica ya ha verificado que estamos en tiempos de importantes ventas.

En los principios de Tuff Gong, ese espacio original actuó como estudio, centro de fabricación y tienda. Fue fundado por Marley en 1965 y allí se llevaron a cabo las sesiones de masterización de muchas de las canciones icónicas del Rey del Reggae como «Stir It Up», «Concrete Jungle», » Redemption Song «, «Could You Be Loved» y muchos más.

Por cierto, una curiosidad para quien no haya caído, el significado de Tuff Gong combina «Gong», que es el sobrenombre de Bob Marley, y el término “Tuff”, que se refiere a lo “duro” que había que ser para sobrevivir en el mercado musical jamaicano de la época.

Symcon, una empresa holandesa dedicada a la manufacturación de CDs, presenta una nueva propuesta en la fabricación de los discos de vinilo que asegura ser más rápida y, a su vez, mejorará la calidad del sonido en la reproducción. Esta sociedad, bajo el nombre de Green Vinyl Records, ha desarrollado un nuevo sistema de moldeo por inyección a la hora de planchar los vinilos que se traduce en una importantísima herramienta para la producción, ya que también reducirá tanto los costes como el impacto ambiental que tiene asociado el prensado del vinilo.

Este método difiere de la mecánica tradicional en que se basa en inyectar directamente el plástico en las ranuras (grooves) y así se pueden «copiar» en la estampadora de una forma más eficaz. Además, reduce hasta un 65% el gasto en energía al no aplicar ninguna presión a los estampadores, lo que les permite ser utilizados por largos periodos de tiempo sin afectar a la calidad.

De momento, esta aventura ya ha recibido una beca del fondo europeo para la innovación para poder seguir desarrollando el proceso. Este novedad en la producción aparece en un gran momento de cambios en el mundo del vinilo, como hablábamos, por lo que podría ayudar enormemente a potenciar su expansión.

Aprovechamos para recordarte los detalles de otra nueva tecnología, los vinilos en alta definición. Puedes saber más del tema si visitas este link.

rototom-2022