Sin duda alguna, el «No Woman, No Cry» de Bob Marley es una de las canciones más populares, al menos, en esta parte del universo. 

A continuación, os desvelamos algunos de los secretos que se esconden detrás de esta obra magistral de la cultura músical jamaicana.

La historia del «No Woman No Cry»

La duda sobre el verdadero autor

En realidad, lo que se nos presenta como la verdadera historia del «No Woman, No Cry» se sitúa en Trench Town, más concretamente en la calle First Street. Allí, Vincent ‘Tata’ Ford escuchó el llanto de una madre cuyo hijo había sido arrestado y acusado de posesión de armas. Ese lamento inspiró a Ford para escribir este himno de Bob Marley, de la que es coautor.

El caso es que aunque Bob Marley pudiese haber escrito la canción, o al menos la melodía, los créditos fueron otorgados a Vincent Ford, un amigo de Marley que regentaba un comedor en Trench Town, en el gueto de Kingston. Es posible que Marley quisiese asegurarse de que la cocina que lo mantenía alimentado e inspirado musicalmente cuando era niño permaneciese abierta.

Regresando a los supuestos hechos que motivaron esta letra, aquella madre se llamaba Greene y su hijo Jeffrey. Pero también se dice que hubo algo más que inspiró a Tata. En ese mismo tiempo, cerca de donde vivía, había otra mujer llamada Miss Puncy. Ella sufría habitualmente el matrato por su pareja. Al parecer, esta otra historia también quedó reflejada en «No Woman, No Cry».

El primer éxito internacional de Bob Marley.

Entonces, siguiendo con la misma teoría, se nos cuenta que Ford pasó días y noches con su guitarra hasta que consiguió escribir lo que sería la canción que provocaría el inicio del éxito internacional de Bob Marley, que apareció por primera vez en Natty Dread, el aclamado álbum de Bob Marley and The Wailers publicado en 1974. Es decir, que en esta grabación ya no estaban sus compañeros Peter Tosh y Bunny Wailers. En este proyecto discográfico también podemos encontrar otras maravillas como «Rebel Music» o «Revolution».

La versión en vivo del álbum Live!, de 1975, fue lanzada como single con «No Woman, No Cry» como la cara A y «Kinky Reggae» como la B. De hecho, quizá sea la versión más conocida, ya que se incluyó en Legend, la popular recopilación de los mejores éxitos del Rey del Reggae. Por cierto, un track que se grabó el 17 de julio de 1975 en el Lyceum Theatre de Londres, como parte de su gira Natty Dread. Por un lado, esta nueva grabación ralentiza el ritmo significativamente para dar mayor peso a la lírica, puesto que en la pieza original el ritmo acelerado parece quitar algo de poder a sus palabras.

En cuanto a curiosidades sobre «No Woman, No Cry», nos gustaría recordar que Sting, en su libro Lyrics By Sting, admitió que tomó prestados los acordes de esta canción en su «So Lonely», uno de los tracks más representativos del álbum de debut de The Police. Asimismo, también queremos recordar la versión de los Fugees que aparecía en su álbum The Score en 1996, una revisión que obtuvo muchísima repercusión donde se nos presentaban varios cambios líricos respecto a la original y en la que colaboraba Stephen Marley.

Vincent ‘Tata’ Ford. La historia del «No Woman No Cry»

Vincent ‘Tata’ Ford y la Casbah

Bob Marley conoció a Tata cuando el cantante era todavía un adolescente. Precisamente, fue Ford quien le enseñó tocar la guitarra a Marley. También se dice, que ayudó al joven Marley a poder citarse en privado con Rita Marley en una pequeña habitación de su casa de First Street. Allí es donde Rita quedaría embarazada de Ziggy y donde nació. Allí había un patio comunitario que era conocido como la Casbah, un lugar que aparece en la letra de «No Woman, No Cry«. Más tarde, Marley dejaría Trench Town y se instalaría en Hope Road.

Ford había perdido ambas piernas debido a una enfermedad. Murió en 2008, cuando tenía 68 años, después de sucumbir a las complicaciones de la diabetes y la hipertensión. En la actualidad, la Casbah es un museo llamado Trench Town Culture Yard, donde por ejemplo se puede encontrar la vieja furgoneta de Bob Marley.

Por último, Tata también figura como el autor de otras canciones de Marley, como «Roots Rock Reggae», «Positive Vibration» o «Crazy Baldhead».

La historia del «No Woman, No Cry»

nowa-2019