Bass Culture 70/50 exhibe una amplia gama de imágenes que exploran la música jamaicana y su influencia en Gran Bretaña, que abarca desde Windrush hasta la mismísima actualidad.

La exposición gratuita celebra 70 años de Windrush y 50 años de reggae. Además, reúne la primera pasarela inspirada en la música jamaicana y un mini festival de cine.

Aprovechamos primero para hablaros de la generación Windrush, formada por los caribeños que llegaron para reconstruir Reino Unido tras la Segunda Guerra Mundial. Hace 70 años, en 1948, los británicos comenzaron a reponerse de los efectos de la Guerra. En este contexto, había una gran necesidad de mano de obra en el país. Por ello, miles de personas de países del Caribe que pertenecían al imperio británico, como Jamaica, Barbados, Guyana o Trinidad y Tobago; respondieron a una llamada en la que se les ofrecía empleo y una nueva vida en Reino Unido. Muchos llegaron al país siendo niños y la mayoría no regresó nunca a sus lugares de origen. Es la conocida como «generación Windrush».

Y como decíamos, Bass Culture 70/50, además de celebrar los 70 años de la generación Windrush, también conmemora los 50 años del nacimiento de la música Reggae. Este aniversario ha estado muy presente durante todo este 2018 en los artículos que hemos elaborado en la redacción de DotheReggae. ¿La intención? Intentar concienciar a cuantas más personas mejor de la antiguedad de esta cultura.

La exposición fue inaugurada el pasado 3 de octubre y tendrá una duración de cuatro semanas. Se trata de un proyecto que comenzó hace tres años y ha sido financiado por el Consejo de Investigación de Artes y Humanidades, que ha sido organizado por Bass Culture Research para explorar el impacto de la música jamaicana en el Reino Unido. Este proyecto llegó a los titulares el año pasado con el lanzamiento de The Grime Report, un documento que detallaba la evolución del grime y exploraba las connotaciones políticas de la música negra y británica. Este documento fue el responsable de la retirada del Formulario 696 el año pasado, una polémica evaluación de riesgo que había sido realizada por la policía metropolitana de Londres. De hecho, fue muy criticada por sus métodos discriminatorios que trataban muy negativamente a géneros como el grime.

Además, de ofrecernos artworks nunca vistos antes, Bass Culture 70/50 tiene programado un mini festival de cine donde se proyectará el documental titulado Bass Culture, que explorará el impacto de la música jamaicana desde una perspectiva juvenil. Asimismo, tendrán lugar una serie de presentaciones en vivo y más de 70 horas de testimonios individuales sobre los recuerdos y experiencias de los músicos, académicos o el propio público. Los colaboradores incluyen al poeta Benjamin Zephaniah, Steel Pulse, Linton Kwesi Johnson, Sir Lloyd Coxsone, Carroll Thompson y Janet Kay. Será algo así como una masterclass sobre la historia de la banda sonora del multiculturalismo y su impacto en la nueva música.

Este evento también ofrece una primicia con un exclusivo Rude Boy Catwalk, una pasarela multidisciplinaria que reflejará las cinco décadas de la moda inspiradas en estos géneros, ya que no olvidemos que esta exposición también celebra los 50 años de Reggae. Rude Boy Catwalk invita a los participantes a vestirse como si fuesen a un concierto influenciado por la música jamaicana, ya sea ska, reggae, jungle o grime. El acto se llevará a cabo el 9 de noviembre.

En definitiva, la música y la cultura de Jamaica son un aspecto fundamental de la sociedad multicultural actual de Gran Bretaña. Pero igualmente también podría decirse que la influencia jamaicana nunca ha sido verdaderamente reconocida por sus contribuciones a la cultura general de la música, la danza y el arte. Por ejemplo, el patois caribeño se ha convertido en parte integral del idioma inglés coloquial, particularmente en Londres. Por todo ello, Bass Culture 70/50 busca crear conciencia sobre la importancia de la influencia jamaicana, así como desafiar las connotaciones negativas asociadas a los géneros musicales con influencia jamaicana. Es decir, esta exposición ofrece un reconocimiento esencial de la influencia jamaicana y el impacto creativo que la cultura jamaicana ha traído a la cultura e identidad británica.

rototom-2022