Los Sound systems aparecieron en todos los tamaños y variedades. Empezaron como fiestas en casas de forma ilegal, en sótanos de edificios y así sucesivamente.

Todo ello fue impulsado por los jamaicanos que llegaron a UK, donde encontraron pubs y clubs con un ambiente muy poco acogedor. Por esa razón, crearon sus propios espacios para poder disfrutarlos ellos mismos.

Sound Systems en el Carnaval de Notting Hill

Fue en 1973, cuando el Carnaval de Notting Hill decidió invitar a los Sound Systems a que formaran parte de esta fiesta anual que se celebra en el popular barrio Londinense. Para mucha gente, fue la primera vez que pudieron disfrutar de estos sistemas de sonido autoconstruidos. Tanto los equipos como los conceptos o la misma música estaban importados directamente desde la isla jamaicana.

Creados por los “Soundmen” y sus crews que, por cierto, constantemente rivalizaban entre si. Las cimas de sus stacks de altavoces podía alcanzar hasta los 3,6m de altura, a los que había que sumar los amplificadores, platos, etc. Aquella primera escena Sound System en UK fue creciendo y desarrollándose hasta que llegó a conseguir un importante número de adeptos a esta cultura.

El caso es que a través de estos equipos podías satisfacer tus gustos musicales, es decir, había bailes especializados en el Dub, otros le darían más peso a los MCs y a los Singjays. También existían los que sólo reproducían los últimos releases, mientras que otros añoraban el sonido original, ya sea el Ska o el Roots.

“Algunos estaban fuertemente inspirados por Rastafari, otros querían divertirse. Algunos ponían el énfasis en la contundencia y la calidad del sonido. Había mucha gente que sabía exactamente lo que estaba sucediendo”, comenta John Masouri, un historiador musical muy cercano al Reggae.

La diferencia entre un Sound System y cualquier club, reside en la Crew

La principal diferencia entre Sound System y cualquier club, reside en la Crew, que maneja tanto la gestión como la puesta en marcha del equipo.

Esta crew es realmente grande y está formada por un importante equipo de trabajo que tenía a los siguientes protagonistas. El dueño y el manager, que se ocuparía de todas las reservas y recoger el dinero. También estaría el fabricante, el cual se había preocupado por diseñarlo de una forma customizada para cumplir con ciertas especificaciones que requiere la música Reggae. Además, a todos estos se le sumaría el operador, que es la persona que se encarga que el equipo este trabajando correctamente, y el selector, que es quien elige la música. Por último, y no menos importante, tendrás a una persona con mucho talento en el micrófono, el MC, que mantendría a la gente feliz y entretenida.

Newton Dumbar, el ex propietario de un mítico club llamado Four Aces, achacaba ese origen de la escena a que tenían que encontrar formas para aliviar el estrés. Naturalmente, la gente quería un lugar donde pudieran estar agusto y relajarse. Una de las maneras fueron las “Blues Party”, que eran unas fiestas de pago que se celebraban en una casa privada.

“Un Sound System movía su equipo hasta esta casa, y la gente pagaba una ”entrada” para acceder a la fiesta. allí Se vendían cervezas y cualquier cosa con la que se pudiera ganar un poco de dinero”, dijo Dumbar. 

Lloyd Coxsone y sus sistemas de sonido

El productor Lloyd Coxsone creó sus propios sistemas de sonido con equipos personalizados, los cuales fueron diseñados para reproducir el tipo de sonido con la potencia que él personalmente quería.

Coxsone llegó a Londres desde Jamaica en 1962 y se estableció en Balham, donde se montaba un pequeño Sound System llamado “Queen of the West” en un lugar donde se reunía gente de las Antillas y las Bahamas para jugar al dominó.

“Comencé a preguntar al selector si podía poner algunos temas. Él me dijo que sería posible poner algunos tunes cuando fuera su turno para jugar al dominó, así que cuando le tocó su turno para jugar me puse algunas canciones y automáticamente me hice con ese pequeño Sound. ” dijo Lloyd.

Coxsone siguió construyendo su influyente Sound System, Sir Coxsone Outernational, en 1969. Él recuerda haber escuchado otros Sounds por Londres durante aquella época, como Metro Downbeat, Daddy Young y Neville the Musical Enchanter.

Pero la diferencia del sonido de Sir Coxsone con los otros sounds, no residía especialmente en el sonido, sino en que las otras crews no salían de Londres, donde ciertamente residían los sounds más impresionantes que convirtieron a esta ciudad en el foco principal de la incipiente escena Sound system en UK. Por ejemplo, el Sound de Sir Coxsone viajó a Bristol, Birmingham, Manchester o Leeds entre otras, que eran algunas de las ciudades donde ya existía su propia escena Sound System.

Muchos grandes artistas jamaicanos vivían en Londres, tanto de Reggae como de Dancehall

Por otro lado, los principales artistas de Jamaica, productores, ingenieros… en general, las figuras más importantes de la escena de Jamaica llegaron a Londres. Muchos de ellos vivieron en esta ciudad durante varios periodos de tiempo, incluyendo a Bob Marley, Dennis Brown, Gregory Isaacs o Jimmy Cliff.

“Fue en Londres donde surgieron los sistemas de sonido que no sólo podían igualar a los mejores Sound Systems de Jamaica, sino incluso superarlos en ciertos aspectos. El poder atraer a esos artistas jamaicanos, era una gran confirmación de que la escena Sound iba en el camino correcto”, dijo Masouri.

También hay que recordar que cuando llegaron los artistas de Jamaica, no sólo los grandes nombres, sino los deejays de dancehall como Josey Wales, Nitty Gritty o Tenor Saw, a estos no les encontrabas en una sala o en un concierto al uso, para verlos tenias que ir a un Sound System.

En los 80´s explotó el uso de los MCs y cantantes en los Sound Systems

En la década de 1980 se vivió un importante cambio con una nueva generación de Sound Systems donde se puso una mayor atención a los MCs y cantantes agrupados alrededor del micrófono. Entonces, los Sound Systems de UK eran realmente algo fresco y diferente, incluso llegaron a influir en la escena de Jamaica. En Sir Coxsone tenias a Daddy Freddy, Levi Roots, Tenor Fly o a Jah Screechy; y con Saxon Sound tenías a Philip Levy, Maxi Priest, Smiley Culture, Asher Senator, Tippa Irie o Daddy Colonel.

Una de las revoluciones llevadas a cabo desde la escena UK tuvo como protagonista a Peter King (en este link tienes una entrevista con él), quien creó ese estilo rápido de hablar al cantar llamado fast style. Esto cambió las miradas de Jamaica hacia las islas británicas, porque deejays como Yellowman, General Trees y Peter Metro comenzaron a seguir ese estilo inglés.

“Fuimos los primeros en escribir letras que llenaban los ritmos de principio a fin donde se contaban historias a través de nuestras propias voces, en lugar de usar patoisPodíamos hacer una lírica de cualquier cosa, porque estábamos hablando de lo que estaba sucediendo a nuestro alrededor y lo que estábamos experimentando en nuestra vida cotidiana en ese momento”, dijo Irie.

Grabaciones exclusivas de sesiones de dancehall distribuidas en cassettes

Tenias Sound Systems por todo Londres con gente en el micrófono que comenzó a grabar en los años 80, en especial cuando la música entró en la época mas digital. Hubo una verdadera explosión de talento en ese momento. La escena fue alimentada por grabaciones en vivo de sesiones de dancehall que eran distribuidas en cassettes.

A través de estas cintas, muy complicadas de encontrar al hacerse un número de copias muy limitado, los oyentes podían escuchar los nombres del Sound en el micrófono, además de los nuevos riddims y artistas, lo que les ayudó a identificarse con un Sound u otro.

“Si escuchabas un cassette de Saxon Sound, y oías a un joven Maxi Priest, por ejemplo, y te enganchaba, entonces seguirías su carrera y comprarías sus discos cuando salieran. Todo esto ayudaba a que se promoviera esa sensación de apoyo e identificación con ciertos Sounds System”, dijo Masouri.

El resurgir del interés y el reconocimiento que se merecen

Durante muchos años los Sound System lucharon por encontrar lugares donde sonar y mantuvieron la esencia del sound de forma underground, pero en los últimos años se ha visto un gran resurgimiento del interés por la cultura Reggae. Por consiguiente, hay un importante apetito que está conduciendo a muchas personas a saber más, lo que se traduce en nuevos libros, documentales e incluso exposiciones.

Sin duda, se puede decir que por fin se está viviendo el reconocimiento que realmente se merecen todos estos veteranos soundmen.