Tristemente, han sido muchos los artistas jamaicanos que han visto como sus obras eran utilizadas sin ni siquiera haberles pedido permiso alguno.

Bien, pues esta vez es Nardo Ranks quien para defender sus derechos de autor ha presentado una demanda contra HoodCelebrityy.

Nardo Ranks defiende sus derechos de autor

La semana pasada, Nardo Ranks presentó una demanda contra HoodCelebrityy en el Tribunal Federal de Manhattan, en Nueva York. Según el veterano deejay, la artista ha utilizado parte de la letra de «Dem A Bleach», un éxito de Nardo Ranks de 1992, en su single «Run Di Road». Por esa razón, el artista está pidiendo la cifra de 500.000 dólares tras haber infringido sus derechos de autor. Los acusados son Tina Pinnock (HoodCelebrityy) y KSR Group, el sello discográfico que lanzó la canción el pasado 20 de marzo.

De nombre real Gary Henderson, Nardo Ranks proviene de la comunidad de McIntyre Villa, conocida como Dung Kirk (Dunkerque); situada en el este de Kingston. Su carrera musical comenzó en la segunda mitad de los años 80 cantando con sounds como Caveman. Sin duda, «Dem A Bleach» es una de sus canciones más populares, producida por Sly & Robbie sobre el legendario Bam Bam Riddim y publicada en Taxi Records. Sin embargo, antes de profundizar en este track, tampoco podemos olvidarnos de otras pistas del artista como «Burrup«, «Rykers Island« feat Cocoa Tea o «Sound Boy Wah Happen To You« feat Wayne Wonder.

En realidad, «Dem A Bleach» fue lanzada después de que un joven Buju Banton registrase su polémico «Browning», donde Gargamel nos hablaba de su admiración por las chicas de piel más clara. Lógicamente, la canción de Buju provocó cierta controversia en Jamaica, así como motivó la irónica respuesta musical de Nardo Ranks. Por cierto, si queréis saber un poco más sobre el Bleaching os recomendamos echar un ojo a nuestro artículo «Bleaching, el blanqueamiento de piel en Jamaica».

Por último, este suceso ha tenido lugar tan sólo unos días después de que la coreógrafa jamaicana L’Antoinette Stines presentara una demanda en el Tribunal del Distrito Central de California contra el magnate del Hip Hop Shawn «Jay-Z» Carter y su pareja Beyonce. El caso es que Stines alegó que se habían violado sus derechos de autor cuando utilizaron su voz sin su autorización en el single «Black Effect» de The Carters. Asimismo, aprovechamos para recordaros que hace unos meses también os hablamos de un asunto similar con la demanda de Flourgon contra Miley Cyrus, que puedes repasar en este link.

rototom-2022