En esta última etapa de la historia musical jamaicana, se están pudiendo observar muchos guiños a la isla procedentes de artistas mainstream.

Esta vez, nos detenemos en un nuevo detalle de la mano de Beyoncé y Jay Z.

La historia comenzó hace poco más de una semana, cuando Beyoncé y Jay Z sonorizaron con un clásico del Reggae, el famososísimo «I’m Still in Love With You», el anuncio de su próxima gira conjunta On The Run (segunda parte), que pasará por Barcelona.

En ese momento, con su acto, nos regalaron otro pequeño reconocimiento a nuestra cultura, que se suma al de muchos de sus compañeros de la élite musical del planeta, como puedan ser Rihanna, Justin Bieber, Drake, Liam Payne, etc.

Pero hace un par de días en Kingston, más concretamente en Trench TownArnette Gardens, pudieron vivir una sesión de rodaje con la pareja multimillonaria como protagonistas. La presencia de Bey y Jay en estas comunidades provocó un gran tumulto de personas que se acercaron al lugar para ver a los artistas tras ser compartido en las redes sociales.

Beyoncé y Jay Z en Kingston, Jamaica

En realidad, se desconoce el objetivo de dicha grabación, puede ser que sea para su uso en el Tour, pero se rumorea que será para un próximo nuevo vídeo. No obstante, las imágenes que llegan de aquellos momentos son quizá una clara señal de que la pareja está a punto de liberar el álbum en el que supuestamente han estado trabajando durante meses. Entonces, nos preguntamos: ¿volverá a surgir el debate sobre la apropiación de la cultura jamaicana por estrellas del Pop?

El caso es que parece ser que Jay Z lleva ya un tiempo disfrutando de la fiebre del Reggae. Como recordaréis, hace unos meses, en su última visita a Jamaica, la leyenda del Rap y Damian Marley rodaron un vídeo de su single «Bam». Además, mientras Jay estaba en la isla, también visitó el estudio Tuff Gong, donde pudo grabar y reunirse con algunos de los más grandes iconos locales, como Junior Reid y la propia Sister Nancy.

Tampoco hay que olvidar el pasado de Beyoncé, por ejemplo, cuando la estadounidense conectó artísticamente con Sean Paul para publicar su big tune llamado «Bad Boy». Ojo, este tema fue recogido hace ya casi 15 años, en junio de 2003, en su álbum Dangerously in love.

rototom-2022