Desde hace ya unos cuantos años, andamos transitando un periodo en el que cada vez es más difícil no estar siendo engañados por propuestas hipócritas.

Vaya, que para encontrar artistas verdaderos, sin más interés que transmitir los mensajes del universo, habría que retroceder mucho en el tiempo hasta la época dorada del Roots Reggae.

La solución es el Roots Reggae

Cómo conservar el legado musical jamaicano

No hay duda de que nos encontramos cerca del punto de no retorno. Es decir, mientras que muchos artistas y promotores buscan el éxito, son pocos los que trabajan en busca de la conexión entre generaciones. Habría que tener muy claro que si los más jóvenes no se preocupan acerca de lo que están haciendo con esta música, entonces acabaremos perdiéndola. Es más, depende de ellos cuidar el enorme legado musical que nos ha entregado Jamaica durante décadas. Por eso mismo, insistimos tanto en este tipo de mensajes, ya que una de nuestras misiones, como Asociación Sociocultural DotheReggae, es elevar la música y, con ella, elevar a la gente.

No obstante, es muy importante el que todas las personas que amamos esta cultura estemos más comprometidas con la noción de la música como herramienta para la curación. Es una triste realidad que en este territorio apenas se han visto apuestas sinceras que traten de poner fin a las hostilidades que nos rodean. Entonces, quizá habría que preguntarse porqué la gran mayoría de artistas de este territorio no hacen ese papel y sólo se dedican a seguir repitiendo los mismos tópicos.

La solución es el Roots Reggae

¿Qué es lo que escuchamos?

¿Recordáis la gracia que hacía el escuchar canciones sobre pistolas y gueto de gente que vivía en zonas super acomodadas? El caso es que, con el paso del tiempo, nos encontramos con otra gran variedad de mentiras o contradicciones. Por ejemplo, como ya hemos hablado alguna vez, una muy habitual es cantar sobre marihuana y no fumar. También existen muchas canciones que nos proponen dejar las redes o prestarle menos atención al whatsapp y, en realidad, sus autores tienen Instagrams que parecen de alguien más mainstream que de warriors. Y bueno, sin olvidar quien habla sobre Selassie pero su modo de vida es 100% colonialista. Vaya, que cualquier astucia vale para intentar alcanzar la fama sin importar la falsa energía que acompañe la acción.

Asimismo, aprovechamos este texto para señalar que hay que tener mucho cuidado con el concepto de eliminar competidores. Mucha gente real ha sido atacada por erigirse como una voz desafiante ante las malas prácticas. Dicho de otra forma, cualquier persona o crew que sea una amenaza a la hora de desenmascarar todas esas mentiras siempre será atacada y vilipendiada con el único objetivo de menospreciar su opinión y así poder seguir con toda su falsedad.

La solución es el Roots Reggae

La solución es el Roots Reggae

Bien, una vez expuestas las anteriores ideas, lógicamente, habría que preguntarse cómo solventarlo: ¿Cómo podemos evitar que las nuevas generaciones sigan siendo manejadas por personas tan tóxicas? En Europa, hay cada día más jóvenes recurriendo al Roots Reggae, ya que se podría decir con total seguridad que es donde se puede encontrar el mensaje más antistablishment de la historia de la música popular jamaicana. Sin duda, en las raíces de este movimiento se puede descubrir la verdadera espiritualidad antes de su comercialización. Por ese motivo, sucede algo mucho más edificante cuando escuchamos aquellas primeras grabaciones. De hecho, lo que hizo tan distintivo al Roots Reggae fue un elemento clave: las armonías sinceras, donde los artistas defendían conceptos como «hacer lo que se dice».

En los 70, fundamentalmente, el Roots Reggae era la banda sonora de la liberación del pueblo africano, una narración del fin de la subyugación. Enraizadas en la esperanza y la redención, estas canciones evocaron una nueva vida para los jamaicanos, donde sus letras estaban salpicadas de reflexiones sobre el recuerdo de la esclavitud. En realidad, este sentir fue desapareciendo progresivamente a partir de los 80. Sin embargo, el golpe final ocurrió en los primeros 90, cuando el Dancehall ya había eclipsado totalmente al Reggae en Jamaica. Este género trajo un sonido más severo, cuyas letras se caracterizaron por estar altamente sexualizadas y, a su vez, estaban bien cargadas de violencia.

Un documental llamado Inna de Yard

Por último, nos gustaría recordar que este próximo viernes se publicará el esperado documental de Inna de Yard, un proyecto que nos propone el renacimiento del Roots Reggae. En este archivo, artistas como Ken Boothe, Kiddus I, Winston McAnuff o Cedric Myton nos recuerdan la vibración del pasado. Es decir, Inna De Yard evoca un período dorado de la música jamaicana.

Este documental podría ser clave entre los más jóvenes. Aunque no lo sepan, su interior anhela la música verdadera. Esto es debido a que siempre hay algo que está mal en un gran porcentaje de las propuestas más contemporáneas, ya sea por las mentiras o por las contradicciones que hablábamos anteriormente. Vaya, que para vivir una vida real no hay que actuar como si esto fuese una moda, sino un modo de vida.