La muerte de Lucky Dube, una de las mayores estrellas del Reggae africano, fue otro triste caso de asesinato por arma de fuego en la historia del Reggae planetario.

Los informes de la policía sugirieron que fue asesinado por unos asaltantes que no le reconocieron, aunque sigue habiendo muchas dudas acerca de la causa de su muerte.

Hoy, 18 de octubre, se cumplen 10 años de aquel fatídico día.

Lucky Dube nació en Ermelo, Sudáfrica, el 3 de agosto de 1964. Sus padres se separaron antes de su nacimiento y fue criado por su madre, quien lo llamó ‘Lucky’ porque consideró que su nacimiento era afortunado después de varios intentos de embarazo. Junto con sus dos hermanos, Thandi y Patrick, Dube pasó gran parte de su infancia con su abuela, Sarah, ya que su madre se vio obligada a mudarse para poder trabajar.

De niño, Dube trabajaba como jardinero, pero cuando maduró, al darse cuenta de que no ganaba lo suficiente para alimentar a su familia, comenzó a ir a la escuela. Allí se unió a un coro y con algunos amigos formó su primer conjunto musical, llamado The Skyway Band.

A la edad de 18 años, Dube se incorporó a la banda de sus primos, The Love Brothers. Ellos tocaban música pop Zulú, que es conocida como Mbaqanga. La banda firmó con Teal Record Company, y aunque Dube todavía estaba en la escuela, la banda grabó material en Johannesburgo durante sus vacaciones escolares. El fruto de esas grabaciones fue lanzado bajo el nombre de Lucky Dube and the Supersouls. El segundo álbum vio la luz poco después, y esta vez Dube escribió algunas de las letras además de cantar. Fue alrededor de este mismo momento cuando comenzó a aprender inglés.

Su primer trabajo de Reggae fue el Rastas Never Dies, publicado en 1985, y se convirtió en el primer álbum de reggae que se grabó en Sudáfrica. Debido a la situación política y la censura en los medios controlados por el gobierno, fue prohibido de inmediato. Aunque los críticos tildaron su música como algo simplista, su propuesta atrajo a muchos fans porque era fácil de asimilar. La mayoría de las canciones que escribió no fueron del tipo de «chico conoce chica» sino que sus canciones estaban cargadas con letras cargadas de sentido común. Lo llamó música con mensaje.

En 1989, nos presentó su álbum más vendido, Prisoner, con más de un millón de copias vendidas en todo el mundo, un disco que alcanzó el doble platino en los primeros 5 días de su lanzamiento. Tras un montón de conciertos por diferentes continentes, en 1991, Dube hizo una aparición histórica en el famoso Reggae Sunsplash de Jamaica. Esta fue la primera vez que un artista sudafricano tocaba allí y, sin duda, vio como uno de sus mayores sueños se cumplía.

Con el paso del tiempo, Lucky Philip Dube se convirtió en el músico de Reggae más conocido en África y fue un personaje importantísimo a la hora de propagar el mensaje Rastafari en Sudáfrica y el resto del continente. A lo largo de su carrera grabó 22 álbumes, en un período de 25 años, en los que mezclaba idiomas como el inglés, el zulú o el Afrikáans. Pero la noche del 18 de octubre de 2007, Dube fue asesinado en el suburbio de Rosettenville, Johannesburgo. Cinco hombres fueron arrestados en relación con el asesinato. Dos de ellos intentaron escapar pero fueron atrapados. Tres fueron juzgados y declarados culpables el 31 de marzo de 2009. Todos condenados a cadena perpetua.

spannabis2020_2