Hoy os mostramos nuestra charla con Raging Fyah, una de las entrevistas que incluye el último número de la revista DotheReggae, como siempre gratuita e impresa

Ellos han sido Elegidos como «Artist Ambassador» por el gobierno de Jamaica y nominados al premio mejor álbum Reggae en los últimos Grammys por su trabajo «Everlasting». Estas son sólo algunas de las señales de su tremendo talento.

En vuestros inicios erais una backing band. Habladnos sobre aquellos años.

Bueno, nuestra trayectoria como backing band fue muy al principio. Hicimos de backing a artistas muy diversos de Reggae o Dancehall vintage. En ese tiempo, algunos todavía estábamos en la universidad y, bueno, fueron años de mucha carretera.

Hemos tocado en los grandes festivales de Jamaica, como es el Sting, haciendo de backing a 45 artistas. La verdad es que con los diez primeros íbamos muy bien, pero el resto fue muy agotador. Todo es parte de nuestro viaje y crecimiento, un bonito recuerdo en la memoria.

Entonces, ¿cuándo se formó Raging Fyah como grupo?

Sacamos nuestro primer álbum en el año 2011, pero antes de eso ya escribíamos letras y componíamos nuestra propia música mientras ejercíamos de backing band de muchos grandes artistas. Era como una fuente de inspiración, pero un día nos dijimos “¿y por qué no podemos hacerlo?” Por lo que realmente se podría decir que nos formamos no en 2011 sino más bien en 2007.

Canciones como “Ganja” y muchas otras las compusimos antes de sacar el disco, entre 2008 y 2009, pero no tuvimos el coraje de incluirlas en ese trabajo. Después de publicar el álbum, de estar de tour y tener nuestras propias canciones, decidimos recuperar y lanzar esas primeras composiciones. No teníamos nada que perder. Eso del postureo del Twitter y esas cosas no va con nosotros, somos artistas, si, pero antes que eso somos músicos. Vaya, que ya éramos músicos antes de lo del mainstream. Nosotros somos gente normal.

¿De dónde viene el nombre de Raging Fyah?

Si conoces Jamaica, hay un barrio cerca de la embajada Americana en Kingston 6. Es un gueto al que pocos turistas suelen acercarse. Allí hay un estudio cuyo propietario se llama Raging y durante nuestro periodo como backing band todo el mundo nos conocía como la “Raging Band”. En medio de un tour, un fan se acercó y nos preguntó cómo nos llamábamos y nos dijo: “You sound like fyah”, así que no nos lo pensamos y dijimos ¡Raging Fyah!, y eso hace que tengamos un espíritu ardiente.

Después de todo este tiempo, ¿cómo veis vuestra evolución como banda?

La verdad es que estamos muy contentos, ya llevamos tres discos a nuestras espaldas. Y estamos muy satisfechos por haber actuado recientemente en España, haber podido acercar nuestras vibes y encima nos entrevistáis. Todo esto está siendo una gran experiencia que nos hace querer seguir haciendo música y expandirla por el resto del mundo, se avecinan cosas muy grandes.

Nos gustaría conocer más detalles sobre vuestra faceta como productores.

Cómo músicos siempre estamos componiendo, incluso desde nuestro principio. Hemos compuesto riddims para muchos artistas, muchos de ellos son jóvenes que comienzan y contactan con nosotros para que les hagamos los ritmos. Ahora estamos más centrados en nuestro camino como banda, pero pronto saldrán nuevas producciones.

Por cierto, ¿cuál es vuestra relación con el Early Dancehall? Lo pregunto porque habéis versionado el “Fever” del gran Tenor Saw.

Para nosotros Tenor Saw es el mejor dancehall artist. Él tenía un enorme talento y, ciertamente, su calidad artística nos abandonó muy pronto, ya que murió en 1987. Fíjate, nosotros ni habíamos nacido. Sabemos que hay muchos rumores alrededor de su muerte, pero no tenemos ningún poder para juzgar ese suceso.

Nosotros somos artistas de Roots, por eso intentamos transmitir conciencia. Todo lo que decimos es lo que queremos expresar. Además, no nos olvidamos que parte de nuestro trabajo es entretener, animar a la gente y darles un mensaje positivo para que puedan levantarse por la mañana. Si vas hacer algo, hazlo bien, si no, no lo hagas. Esto es música del alma. Vemos a mucha gente quejarse sin razón aparente, se quejan pero no van a perder su casa o su trabajo, cuando hay otras personas que verdaderamente si están sufriendo.

¿Qué significan las figuras de Rastafar I y Selassie para Raging Fyah?

Sabes que en Jamaica somos tan devotos que la iglesia es nuestro lugar de los domingos. Pero no vamos a ella porque sea la casa de Dios, ninguna iglesia lo es, ya que Dios está en todas partes. La Iglesia es un sitio donde nos refugiamos y donde podemos tocar y componer música. Estamos deseando que llegue el fin de semana para poder ir a tocar.

En cuanto a Rastafar I, es nuestra cultura, es lo que vivimos. Para nosotros Selassie es a quien debemos seguir y aprendemos todas sus enseñanzas a través de la lectura de los libros. Él bien decía que no era Dios cuando vino a Jamaica, que la gente le llame Dios es sólo una percepción individual de cada persona y no tiene porqué ser para todos lo mismo. Rastafar I es como un cristianismo para la gente negra (risas). Es nuestra forma de ver la vida y Bob la dio a conocer al mundo.

Nos gustaría conocer vuestra opinión como jamaicanos. ¿Pensáis que estamos condenados a vivir dentro del sistema?

Claro que no, es cuestión de tiempo, ya lo decía Bob Marley: “None a dem can stop the time”. Nosotros vivimos ahora y nadie puede parar lo que ha de venir. Si hay una explosión del núcleo de la Tierra, o si a USA le da por lanzar una bomba nuclear, no podemos hacer nada. Por eso debemos vivir el presente y hacer las cosas lo mejor posible, porque no podemos controlar lo que ocurrirá.

Por ejemplo, a nosotros nos inspiran artistas como Capleton, que con su “Fyah” trata de quemar y purificar todo aquello que se corrompe. No hay que tener miedo por lo que pasará, ni de este fuego que nos alumbra para seguir nuestro camino. Hay que aprovechar cada día como si fuera el último.

Ciertamente, vivimos en tiempos complicados. Por ejemplo, en USA ha salido electo Donald Trump. ¿Qué pensáis de que artistas como Etana lo apoyen?

Bueno, lo que piense Etana es cosa suya, y seguro que se acabará retractando. Donald Trump es un reflejo de lo que es América. Y aunque él no sea buena persona, da una idea de cómo son los americanos. Ciertamente nosotros podemos opinar poco puesto que venimos de Jamaica, pero debemos guardar buena relación con ellos ya que mantenemos un contacto continuo. Hay que tener en cuenta que lo han votado más de 100 millones y habría que pensar que eso es una prueba de cómo se sienten las personas. Trump ha sido elegido y hay que aceptarlo. Ya veremos que pasa.

¿Creéis que los medios de comunicación convencionales ayudan a expandir el Reggae? Ya sabéis, Charly Black sonando en las radios…

Definitivamente no, no ayudan a expandirlo. Charly Black es Dancehall, no es Reggae. En nuestra cultura, el Dancehall es un tipo de baile que se baila en el “Dance-Hall”. Charly Black es un deejay de Dancehall que está ayudando a expandir esa cultura por el mundo, es un gran artista como lo son Sean Paul o Shaggy. Pero cuando hablamos de Reggae, hablamos del Roots, de la música de nuestras raíces. Hablamos de grupos como The Abyssinans o The Congos, hablamos de Bob Marley, Black Uhuru o Max Romeo.

El Rocksteady es Rocksteady, el Ska es Ska, el Reggae es Reggae, el Rub a Dub igual, Dancehall es Dancehall, Hip Hop es Hip Hop y Reggaeton es Reggaeton. La gente de fuera de Jamaica tiene la tendencia de llamar Reggae a toda música que sale de la isla, y lo pueden llamar como quieran, pero nosotros sabemos que cuando hablamos de Reggae nos referimos al Roots. La música Roots Rock Reggae es música para meditar antes del día del juicio, no es música para bailar. Eso no quita que a nosotros no nos guste el Dancehall, de hecho, hemos estado en muchos shows de Vybz Kartel.

Ahora que mencionáis a Kartel ¿Qué pensáis de la actualidad de los «Disses» y de los «Clashes» en general?

Es otra forma de entretenimiento en el mundo el Dancehall y que da bastante dinero. A la gente le entretienen este tipo de cosas. A nosotros nos gusta mucho también, da igual que parezcan violentos, es sólo un negocio, y mientras dé dinero no hay nada de malo. Simplemente es por la diversión de los artistas y del público. Por eso mismo, la violencia es parte del espectáculo.

¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?

Estaremos de Tour a partir de enero por Estados Unidos durante dos meses, y nada, mientras tanto a esperar a ver qué pasa con el Grammy*.

(*) Nota: El ganador fue Ziggy Marley.

Para terminar, ¿Algún consejo que queráis dar a los lectores de Do The Reggae?

Si os gustan los Natty Dreadlocks: ¡Escuchad Raging Fyah y venid a Jamaica!

rototom-2022