Desde el pasado 06 de octubre y hasta el día 17, Cultura Profética estará recorriendo Europa para celebrar su 25º aniversario.

Aprovechando dicha gira, nuestra compañera Silvi Oldfield ha podido charlar con Willy Rodríguez, su cantante y bajista.

Entrevista a Cultura Profética por Silvi Oldfield
Entrevista a Cultura Profética por Silvi Oldfield

Esta vez, tenemos el gusto de celebrar vuestro 25º aniversario. El caso es que en todo este tiempo, habéis venido muy poquito por estas latitudes. De hecho, por fin visitáis otros países europeos con esta nueva gira. Háblanos de vuestros planes de futuro.

Pues mira, ha sido para nosotros muy difícil llegar a estos lugares de Europa porque somos un grupo muy grande viajamos 20 personas. Siendo un proyecto independiente todo es siempre un poco mas cuesta arriba. Desde los principios nos escribía gente de acá, hasta de Croacia, y no nos lo esperábamos. Sabemos que tenemos público pendiente en muchos lugares y simplemente el trabajo ha sido convencer ha productores de que se atrevan a aventurarse con nosotros. Pero parte de nuestros planes futuros incluyen esta venida aquí, que lo vemos como que estamos plantando una semilla que dará un fruto grande más adelante. Obviamente, estamos viviendo este presente y sentimos que es perfecto para tomar este rumbo.

Tenemos que venir con mucha música nueva, que es lo que estamos haciendo ahora mismo. Por primera vez vamos a tener un estudio propio, un estudio de grabación y ensayo; que es algo que soñábamos desde hace mucho tiempo. De momento ya tenemos la dicha de contar con eso. Esperamos que de ahí salga mucha música. El primer trimestre de este año que entra vamos a estar exclusivamente componiendo y produciendo, sin hacer ningún viaje. Sin actuaciones, para enfocarnos en producir y de ahí esperamos que salga muchísima música. No sabemos si un disco, un EP… quizá unos sencillos. Pero estamos puestos para eso.

Si no nos equivocamos, en realidad, ya son 26 años desde vuestra formación en el 96. ¿Cómo ha cambiado vuestra propuesta?

Si, definitivamente son 26 años ya desde el 16 de mayo pasado. Pero seguimos haciendo la gira del 25 aniversario ya que el encierro nos hizo imposible celebrarlo en el momento correcto, así que decidimos alargarlo porque los 25 son una fecha muy importante como para dejarlo pasar.

Pero bueno, yo siento que estos años más que cambio ha sido una evolución. La propuesta cada vez ha ido madurando. Para muchos fans del principio quizá sienten que ha cambiado mucho. Yo siento que siempre fuimos así. Muy curiosos, inquietos, muy variados en nuestra propuesta. Nosotros tenemos muchos colores en nuestra paleta y siempre nos gusta seguir añadiendo. Entonces, disco tras disco notamos esa libertad de explorar y de ser cada vez más nosotros. Lo bonito de esto es que siempre llega público nuevo. Influenciamos nuevas mentes, nuevos jóvenes; que vendrían ha crear un cambio en la sociedad más adelante. Siento que ese es el mayor trabajo que tenemos como banda y hacia ya va nuestra madurez musical y poética.

Efectivamente, vuestro legado musical es enorme. Dicho de otro modo, habéis construido una rica mezcla de músicas donde siempre prevalece el Reggae. Sin embargo, imaginamos que haya habido críticas de todo tipo por esa tendencia.

En cada género, pero especialmente en el Reggae, hay mucho purismo. Pero a mi me suena que ser purista, en una música que viene desde los 60s/70s, es más bien quedarse. Nosotros les decimos quedados. Realmente estas haciendo una música que ya está hecha para ti. Tu simplemente la estás emulando, la estás imitando. Entonces, nosotros nunca hemos sentido que ese es el camino. Si quisimos ser como Bob Marley, por ejemplo, pues estudiamos lo que hizo Bob Marley para nosotros hacerlo a nuestra manera; que es crear un sonido único, una propuesta que tu la escuches y pienses que es este grupo y no es ningún otro. Creo que ese es el mayor legado que nos ha dejado Bob Marley: su personalidad única.

Eso es lo que seguimos desde siempre y, si, las críticas las aceptamos. A veces duelen, por que te das cuenta de que la gente no entiende de que vienes. Pero, a la vez lo usamos como impulso e inspiración para nuevas canciones. Como quizás ha pasado en cada disco, especialmente en el último «Sobrevolando». Está el tema «¡Qué va!, que es en respuesta a las críticas que salieron cuando lanzamos «Caracoles», por ejemplo que es un tema medio futurístico. Ha sido chevere, lo usamos como píe para seguir adelante porque estamos muy seguros de lo que hacemos y nuestras intenciones las tenemos muy claras.

En realidad, nosotros recibimos muy gustosamente vuestra experimentación musical. Incluso, nos gustaría saber si hay algún género que os apetezca incorporar a vuestra trayectoria y sobre el que todavía no habéis experimentado musicalmente.

Nosotros escuchamos todo tipo de música. Desde lo más tribal a lo más electrónico. Creo que la empleamos de una manera u otra. Lo que si tratamos es de no ser muy obvios, muy literales en esto. Nos encanta fusionar mas que nada. Usar elementos de un lugar, elementos de otro y crear un sonido. Creo que eso es lo que se ha visto mayormente.

En cuanto a géneros, no tenemos problemas con ninguno. Creemos que en cada género musical hay belleza, como hay quizá cosas no tan buenas. No pensamos como que vamos a incursionar en este género, sino como que vamos a sumergirnos un poco en este ambiente. No sabría decirte si hay uno que no hemos explorado, pero siempre nos quedamos con ganas de añadir algún tipo de tambor tradicional puertorriqueño como por ejemplo la plena. Hemos experimentado con la bomba de Puerto Rico también, y la rumba. Entonces, ahí quizá por esas esquinas caribeñas que nos falta por explorar iría más la cosa. También amamos el Hip-Hop, el Trap. Rítmicamente lo añadimos en nuestra propuesta de una manera u otra.

¿Qué pensáis que hace que los artistas caribeños hayan creado tantos géneros musicales?

Esa es una muy buena pregunta. La verdad es que puede ser una interpretación más que nada. Es difícil dar exactamente con el clavo. El lugar donde estamos llegaron históricamente muchas personas de muchos lugares. Eso se presta para fundir muchas ideas. Yo siento acá, esto es personal, siento que hay algo espiritual; quizá energético del lugar específico donde estamos en el mundo. Esta latitud y longitud siento que tiene una energía especial. Creo que existen talentos increíbles en todos los lados del mundo, pero el Caribe tiene algo un «no se qué» que ha marcado la música mundial.

Especialmente Jamaica, un país donde no había casi ni escuelas de música; y todo lo que tu escuchas hoy en día está influenciado por la música de Jamaica aunque no se parezca. El sonido de las baterías y del bajo de Jamaica está en todo hoy día, en la mayoría de la música popular. Obviamente, la rítmica de la salsa y la energía de sus vientos es una influencia mundial. Yo me inclino hacia lo energético, lo inexplicable.

Regresemos a Europa. En estos días que andamos metidos en un sinfín de despropuestas: guerra, hambre, etc. Digamos que lo que se viene llamando el primer mundo, ahora siente los problemas con los que convive un gran porcentaje de la población mundial. Buen momento para el cambio de paradigma, ¿verdad?

Definitivamente, y la música es una herramienta perfecta para evocar tanto energías como unión. Sentimos que cada vez que nos paramos en una tarima es una ceremonia y le ponemos toda la intención, tanto de curar como de proponer. Estamos viviendo un momento en que el mundo se está identificando cada vez más unos con otros. Se está creando una cultura homogénea dado a los medios sociales, que quizá pueda ser negativa ya que en la variedad hay una belleza importante. Pero a la vez, creemos que también se pueda usar esa misma herramienta para llevar la cultura hacia un lugar soñado y este es nuestro trabajo. Nos empeñamos en eso.

Y hablando de cambios, ¿Cómo va por Puerto Rico con el status legal de la marihuana?

En Puerto Rico es solamente legal el uso llamado medicinal, digo llamado porque a fin de cuentas siempre es lo mismo. Ellos simplemente lo llaman recreacional o medicinal, pero es la misma planta y es el mismo uso. Simplemente, los mismos que controlan el mundo están controlando la planta. Nosotros creemos que la planta debe ser libre y tu tener la libertad de sembrarla en tu casa y usarla a tu gusto. Pero también sentimos que hay un avance bastante chevere en que tu puedas ir a un dispensario y que haya mayormente viejitos medicándose de manera natural. Me parece superlindo, pero estamos abogando por la liberación de la planta en completo.

Siento que todo el mundo va hacia allá, pero tenemos que tener claro que las movidas que están pasando ahora mismo son movidas corporativas. Y tenemos que reclamar la libertad por el hecho de que todos podamos consumirla de manera igual y que no sea simplemente por que algunos quieren hacer dinero.

De alguna forma, esta maravillosa planta siempre ha estado presente en vuestros trabajos. ¿Habéis pensado formar parte de la floreciente industria del cannabis medicinal?

Hemos tenido esta intención pero estamos en proceso. No lo hemos logrado en Puerto Rico todavía porque nosotros tenemos unas leyes que favorecen a las corporaciones extranjeras y no pagan impuestos por 20 años. Entonces lo que pasó con el boom del cannabis medicinal es que casi todas las compañías que están liderando esta cultura ahora mismo son extranjeras, gringas mayormente.

Nosotros nos hemos tomado el tiempo de poder desarrollarlo con industria local y apoyar a los grows locales. Así que eso nos ha tomado más tiempo pero estamos en el camino correcto. Entendemos que va a ser muy bonito y la gente en Puerto Rico va a estar muy abiertos a nuestra marca porque los representa.

Volviendo a la música, nos gustaría saber un poco más de vuestros proyectos en solitario.

Me es muy difícil hablar de parte de todos. Pero si, entendemos y protegemos los proyectos en solitario. Yo, especialmente, me he negado a desarrollar proyectos en solitario porque siento que compite un poco con el proyecto que tenemos en común. Estos días que vivimos ahora son tanto del ego que hace muy poco probable que existan grupos como este. Nosotros sentimos que este grupo es una resistencia y un gran ejemplo de lo que es vivir en sociedad. A parte de una relación amorosa por 26 años mayormente entre hombres, eso no se ve mucho. Hay un trabajo muy bonito que se toma por sentado en este tiempo de los egos que cada cual quiere ser el protagonista.

Es bonito poder contar con un grupo de gente que todos estemos enfocados en lo mismo. Pero a la misma vez, apoyamos los proyectos personales, así como el proyecto de Bebo o Juanqui que hacen música electrónica entre otras cosas. Omar que hace músicas para películas y documentales. A fin de cuentas, cada cual aporta al grupo. Así como las colaboraciones que yo (Willy) he hecho, definitivamente, han aportado al crecimiento de la banda.

Sin más, si quieres dejar un mensaje para nuestr@s lector@s.

A la gente que escucha Reggae, apreciamos mucho el abrazo que nos dan y que nos entienden. Nosotros sentimos que nuestro foco siempre ha sido partir de las ideas de Bob y de Steel Pulse, que son dos grupos muy icónicos porque son únicos. Tienen una personalidad muy propia. La música de raíz nunca va a morir, pero para eso también tiene que evolucionar.

Muchas veces nos preguntamos que estaría haciendo Bob Marley si estuviera vivo. Pienso que estaría haciendo algo tan diferente. Si fue tan evolutiva su carrera en tan poco tiempo, en la que vimos tanto crecimiento, tanto cambio, tanta evolución en su música. Estaría haciendo música futurística. Nosotros perseguimos ese mismo sueño y entendemos que hay una escena muy bonita mundial que basta que se apoye más para que también los premios nos reconozcan y haya más espacios para nosotros. Por eso seguimos batallando.

www.culturaprofetica.com

roots-yard-web-banner-random
banner_spannabisbcn2023_330x165