Con el devenir de los años, Sr. Wilson se ha convertido en el artista de este territorio con más repercusión en Europa.

Recientemente, el catalán ha publicado un nuevo EP llamado 4 Flores. Motivo por el cual nuestra compañera Silvi Oldfield ha vuelto a charlar con él.

Entrevista a Sr. Wilson por Silvi Oldfield

Sigues sin parar. Wilson siempre en activo, si señor. El caso es que ahora nos presentas un nuevo proyecto en formato EP llamado «4 flores» (Guspira Records). Háblanos del concepto de esta reciente publicación. ¿Qué significa para ti?

4 Flores es una metáfora botánica. Habla de plantar, cuidar y recoger. De que todo lleva su tiempo y que cada cosa en la vida se desarrolla a su ritmo. En mi caso, tanto a nivel musical como personal, 4 Flores representa un crecimiento y una evolución. De una liberación y una reafirmación. Y de trabajar sin prisa, o al menos intentarlo al máximo.

Respecto a los ritmos, la verdad es que es un trabajo tremendamente energético. Háblanos de la tarea del maestro Genís Trani, quien seguramente te habrá ayudado mucho en elaborar la nueva versión del Sr. Wilson.

Genís me conoce muy bien tanto a nivel personal como artístico. Sabe mis trucos, mis virtudes y mis limitaciones. Es una persona, productor y amigo que empuja, que potencia. En ese sentido, en el de productor, en mi opinión ha hecho un trabajo impecable. Y sí, obviamente Genís es una persona que cree en mi talento y yo en el suyo y de ahí la sinergia artística y personal que tenemos. ¡Son unos cuantos años ya!

Por cierto, cuéntanos cómo te va con las producciones… ¿qué tal Weely Weel?

Bueno la verdad es que voy haciendo. Siempre me ha gustado hacer beats, y tuve la bendición de que Belén Natalí contara conmigo para llevar a cabo esa afición con sus dos últimos singles: «Blood & Family» y «Busy», que se editaron en LaPanchita Records. Hacer beats es algo que me flipa y que seguiré haciendo siempre que pueda.

Recuerdo hace unos años, en otra entrevista juntos, estuvimos hablando sobre el predominio de la banalidad en la música que nos rodea. ¿Cada vez se nada menos en contra de esa corriente? ¿Sería necesaria más música denuncia?

Creo que hay un error de concepto con todo esto de la banalidad en la música y el rollo conscious de postal. En la vida hay de todo y depende de hacia dónde quiere mirar cada une. Para mí sigue habiendo tanta música ‘conscious’ como ‘banal’, pero depende de hacia donde une quiere poner su foco.

¿No será que si une plantea que hay demasiada música banal es porque se fija demasiado en eso? ¿Qué alguien «conscious» debería querer escuchar música consecuente a su forma de pensar y sentir y obviar esa ‘otra música’? Quizá lo correcto sería dejar que cada une haga lo que quiera, y así habría menos frustraciones y decepciones. Todo fluiría mucho más y sería más libre.

Para finalizar, es difícil ponerse en la piel de cada integrante de la escena en esta época tan confusa que nos está tocando vivir. Los promoters, sound systems, selektahs, músicos, dancers, deejays, singjays, público, etc etc etc. ¿Qué crees que podríamos hacer para fortalecer nuestra unidad? ¿Cuál sería tu mensaje?

No creo que haya falta de unidad. Creo que estamos atravesando un momento social y político histórico, causado por una pandemia vírica que ha hecho estragos en nuestras estructuras. Creo lo contrario: hay más contacto entre la gente, porque es más necesario que nunca. Creo que hay que intentar dejar de lado las envidias y los «le otre ha hecho o dicho» e intentar mejorarse a une misme sin intentar ser le mejor de nada.

Siento que las escenas en general, no sólo el Reggae o el Dancehall o el Dub, están reactivándose y reinventándose y para mí, en mi humilde opinión, no puede haber nada más positivo.

rototom-2022