Jamaica es a menudo aclamada en todo el mundo por el Reggae y el inmenso impacto que el género ha tenido en la escena musical internacional.

Sin embargo, la música Reggae no es el único sonido original que viene del país; de hecho, puede que ni siquiera sea el primero.

King Tubby. El Dub, la primera música completamente jamaicana

El Dub, la primera música completamente jamaicana

Muchos historiadores musicales sitúan al Dub como la primera forma de arte musical original de Jamaica. Estas afirmaciones resuenan con mucha fuerza, a pesar de que haya sido el Reggae el género jamaicano que ha ayudado a esta pequeña isla a ser reconocida como una fábrica de talentos musicales. Sin olvidar que los primeros sonidos del Reggae estaban fuertemente influenciados por el Rocksteady, igual que el Rocksteady por el Ska. Por cierto, este último creció después de haber mamado tanto del Calypso y el Mento como de otras músicas de éxito que sonaban por entonces en Estados Unidos, ya sean el Rythm & Blues o incluso el Jazz.

Además, el Dub tiene una serie de elementos únicos hasta su aparición, como que el ingeniero es la estrella del espectáculo y la mesa de mezclas es el instrumento. La invención jamaicana transformó el estudio en un instrumento musical y dio paso a todas las formas de experimentos sonoros que hemos vivido desde su nacimiento.

Los avances que se lograron con los experimentos de sus primeros creadores, como puedan ser Lee ‘Scratch’ Perry o King Tubby, han sido fundamentales en la evolución de los últimos ritmos que ha conocido la humanidad. De hecho, la contribución de los ingenieros de sonido jamaicanos ha sido revolucionaria para poder llegar globalmente a las técnicas de producción y grabación actuales.

Y llegaron las versiones, los remixes…

Como ya hemos contado en más de una ocasión, se suele decir que el Dub vino a este mundo de una forma un tanto accidental cuando Rudolph ‘Ruddy’ Redwood dejó las voces muteadas cuando estaba preparando una mezcla. Es decir, por eso error se encontraron que únicamente sonaba la parte instrumental.

En realidad, hay más historias que se disputan el origen del Dub, pero la anterior es la más oficial. El caso es que a finales de los 60 nos encontramos con la génesis de lo que ahora conocemos como ‘versión’. Poco después, la mayoría de los productores comenzaron a publicar sus instrumentales en las caras B de sus registros discográficos. Asimismo, también es muy importante recordar que los arreglos musicales del Dub, como la eliminación o reintroducción de sonidos, provocó la aparición del remix.

Después de este descubrimiento, junto al resto de las técnicas y metodología de producción que tuvieran lugar con la llegada del Dub, como los ecos, reverb y demás efectos; la influencia de los jamaicanos se expandió por todo el planeta. Hablamos de que sin el Dub no habríamos conocido la música hip-hop, jungle, techno, etc. Igualmente, el oído humano comenzó a disfrutar de frecuencias que nunca se habían experimentado hasta el momento. Sin duda, los aspectos de la manipulación del sonido que se originaron con el Dub, y el énfasis en el ritmo sobre las voces, nos han revelado una inspiración más que sutil.