Sin duda, la música de Dennis Brown conlleva una garantía de calidad. De hecho, este enorme artista es conocido como «El Príncipe del Reggae».

Hoy, 01 de julio, queremos rendirle un pequeño homenaje, ya que se cumplen 20 años de su fallecimiento.

Dos décadas sin Dennis Brown

El pequeño Dennis

De alguna forma, Dennis Emmanuel Brown siguió los pasos artísticos de su padre, quien era un aclamado cómico jamaicano. Asimismo, se dice que su padre tuvo mucho que ver con la dirección que tomaron sus actuaciones, donde siempre se trataba de ofrecer al público un buen rato. Al igual que muchos músicos jamaicanos, Dennis se había educado musicalmente en la mítica escuela Alpha Boys de Kingston. Ciertamente, sobre este centro se podía decir que era una especie de versión jamaicana de cualquier Escuela Superior de Artes Escénicas.

No hay que olvidar que Dennis fue otra de esas grandes estrellas infantiles que crecieron en la Jamaica de aquel entonces. Se dice que su primera actuación profesional fue a la edad de 11 años, cuando hizo una aparición en un pequeño local con un grupo llamado The Fabulous Falcons donde se podía encontrar a Cynthia Richards o David «Scotty» Scott.

Un año después, más concretamente en 1969, se publicó lo que sería el primer disco de esta leyenda musical. No Man is an Island fue lanzado a través del sello Studio One de Clement «Coxsone» Dodd y tuvo una enorme repercusión en la isla. En realidad, la seguridad con la que expresaba sus canciones y su increíble tono vocal era algo extraordinario para un chico tan joven. Además, su personalidad era tan atractiva que pensar en Dennis Brown traía una sonrisa a la cara de la gente.

La época dorada

Más tarde, su carrera se enfocaría en un mensaje rasta de paz y amor, aunque también tocó otros asuntos más conmovedores o románticos. Por todo ello, no es de extrañar que se digan cosas como que Dennis Brown encarnó el espíritu más alegre de la época dorada del Reggae consciente. Quizá, sus trabajos más conocidos llegaron de la mano de productores como Joe Gibbs o Winston «Niney» Holness.

Para Gibbs grabó grandes éxitos como «Cup of Tea», «Slave Driver» o «Money in My Pocket». Con este productor también registró tres álbumes brutales a finales de los 70, como son el Visions, Words of Wisdom y Joseph’s Coat of Many Colors. Curiosamente, aunque Gibbs había producido «Money in My Pocket» en 1972, Brown la volvió a grabar por segunda vez para Niney. Esta segunda versión se coló en las listas de éxitos del Reino Unido en el año 1979. En verdad, los ritmos de Niney ayudaron a la extraordinaria voz de Brown a alcanzar picos de excelencia creativa. Sin olvidar, por ejemplo, que en esta década también hubo canciones como «Wolf And Leopards», un himno que grabó con Lee Perry.

Dos décadas sin Dennis Brown

La influencia de los ochenta

En los 80 llegó el Dancehall y Brown se adaptó con entusiasmo a este nuevo sonido. grabando para algunos de los principales productores del género, entre los que cabría destacar a Prince Jammy o Gussie Clarke.

Tristemente, a principios de esta década, comenzaron los rumores sobre que Dennis Brown estaba enganchado a la cocaína, una adicción que poco a poco se volvió más extrema. Por si esto fuese poco, también consumió crack, algo que le paso una tremenda factura ya que Dennis siempre tuvo serios problemas respiratorios. Es más, Dennis Brown murió en Kingston el 01 de julio de 1999 por un colapso respiratorio.

Dos décadas sin Dennis Brown

Por cierto, la fecha del 01 de julio se ha convertido en el día internacional del Reggae. Objetivamente, no es de extrañar que se haya elegido este día. Dennis Brown fue una fuerte inspiración e influencia para muchos cantantes de reggae desde finales de la década de los 70, incluso Bob Marley le citó como su cantante favorito.

Por último, para finalizar este homenaje, también nos gustaría recomendaros echar una buena escucha a algunos de sus discos y más siendo hoy el 20º aniversario de su fallecimiento. Y vaya, tenéis donde elegir, ya que Dennis grabó casi 80 álbumes.

rototom-2022