Sobre Chris Blackwell se ha escrito de todo, como suele pasar con cualquier persona influyente en este planeta, pero siempre hay que sopesar quien lo ha hecho con objetividad.

En este artículo hacemos un pequeño repaso por la vida del hombre que cambió la historia del Reggae.

La vida de Chris Blackwell tiene tantas facetas sorprendentes que es difícil saber por dónde empezar. Quizá lo más conocido es que fue el productor que presentó Bob Marley al mundo. En el «The Rock and Roll Hall of Fame», que incluyó a Blackwell en el 2001, se le describe como «la persona responsable de descubrir al mundo la música Reggae».

Él fue el fundador de Island Records, que también fomentó las carreras de otro gran número de artistas como puedan ser Steve WinwoodU2. Blackwell también ha estado en el negocio del cine, hoteles de lujo y últimamente también ha formado parte del negocio de ron de gama alta.

A sus 79 años, Blackwell puede presumir de toda una vida de éxitos. Según sus palabras, tan sólo es el fruto de siempre haber seguido su propio camino al haberse guiado por sus instintos. Pero, sin duda, ha sido el resultado de su perspectiva, ya que en todo momento ha tenido una información privilegiada que le ha conducido a la brillante culminación de sus proyectos, un detalle muy valioso para triunfar en cualquier lugar.

Christopher Percy Gordon Blackwell, su verdadero nombre, nació en una familia de la élite en la isla de Jamaica. El padre de Blackwell era del «clan» que fundó Crosse & Blackwell. Chris creció en una finca en Jamaica, pero fue enviado a un internado en Inglaterra, llamado Harrow School, para aprender la férrea disciplina de las clases altas de ese país, donde estudió gente como Winston Churchill. Más tarde, de vuelta a Jamaica, tuvo que vivir el divorcio de sus padres.

Poco después, su madre Blanche, quien vive todavía en Londres a sus 104 años, se había hecho amiga de Ian Fleming, un antiguo agente secreto del servicio británico que había comenzado a escribir una novela con un espia como protagonista llamado James Bond. Fleming construyó una casa que llamó «Goldeneye» cerca de la finca de los Blackwells en 1962. De hecho, el joven Chris trabajó en la película «Agente 007 contra el Dr. No», que fue parcialmente rodada en Jamaica.

Blackwell consideró seguir en el cine, pero de repente se embarcó en Island Records. Entonces, fue cuando se inspiró en profundizar en lo que luego se llamaría Reggae, después de casi morir en un accidente de navegación y ser rescatado por un grupo de rastafaris. Construyó su negocio de la música durante más de cuatro décadas, convirtiéndose en uno de los personajes más respetados y una de las figuras más amadas en un negocio en el que dicha combinación es muy rara.

Con el paso del tiempo acabó siendo el dueño de Goldeneye, que convertiría en el núcleo de un complejo de lujo y alrededor del cual se creó una compañía llamada Island Outpost, que posee una serie de hoteles y villas a lo largo y ancho de Jamaica. Además, también fue uno de los pioneros en la revitalización de South Beach en Miami, donde en un momento dado poseía hasta 10 hoteles, incluyendo el famoso Marlin.

En 2009, Blackwell presentó su propia línea de ron, Blackwell Black Gold, aprovechando el legado de la producción de ron de su familia cuando poseía tanto la J Wray & Nephew como las destilerías Appleton.

Y para finalizar, nos gustaría recordar que este personaje es muy posible que sea el máximo responsable de que hoy en día se comercialice esa tentadora y auténtica experiencia turística de Jamaica.

“Pienso que el haber sido un hombre blanco que ha crecido en Jamaica es el gran secreto del éxito de Chris», dijo Tom Freston, un famoso ex-directivo de la MTV.

rototom-2022