Por mucho que le duela a Duckie Simpson. Si hay que elegir una voz para identificar a Black Uhuru, esa es la de Michael Rose. Del mismo modo, no hay duda de que este cantante es una de las personas más influyentes en el Reggae de los 80.

Sin embargo, para su próximo proyecto, Rose se remontará al pasado de la música popular jamaicana y nos presentará un disco de Ska.

Michael Rose se pasa al Ska. Photo by: Patrick Albertini © Rototom Sunsplash 2016.

Del Reggae al Ska

A sus 61 años, Michael Rose lanzará un álbum de Ska para el próximo verano, un trabajo que ha sido grabado en el estudio de Rose en Florida y ha sido coproducido por el músico venezolano Darío Adame. Al parecer, el veterano cantante ha decidido abordar este estilo musical debido a que no hay muchos artistas jamaicanos haciendo Ska. En un principio, el disco estará formado por 13 canciones, las cuales tendrán un toque contemporáneo. El caso es que de momento desconocemos el título del álbum, pero si sabemos que al menos el primer single llevará por nombre “Dance Ska”. A su vez, todavía desconocemos si la parte musical será sintetizada o contará con músicos como este género musical demanda.

Dicho de otra forma, este nuevo proyecto es un alejamiento del Roots Reggae que Rose ha hecho durante la mayor parte de sus 45 años de carrera. Por ejemplo, su último álbum The Healing of The Nation fue lanzado el pasado noviembre y mantuvo la tradición de las canciones influenciadas por Rastafari. Además, ese trabajo contenía nuevas versiones de hits de Black Uhuru como “Sinsemilla”, “Solidarity” o “General Penitentiary”. Igualmente, en este último periodo ha colaborado con artistas contemporáneos como Tarrus Riley, con quien regrabó otro clásico de Black Uhuru, el “Guess Who’s Coming to Dinner”.

Es una realidad que como solista, Michael Rose sigue recorriendo regularmente el planeta Reggae, sobre todo actuando en escenarios de Estados Unidos y Europa. Asimismo, es de los pocos artistas que han sabido mantener a lo largo de su carrera a su legión de fans en la isla. Vaya, que Michael Rose es realmente una superestrella jamaicana.

Los inicios de Michael Rose

Como sabéis, el Ska entró en acción a principios de la década de los 60 en Kingston, cuando Michael Rose apenas era un niño. Recordad que Rose nació el 11 de julio de 1957 en Waterhouse, una comunidad que produciría una importante cantidad de conocidos artistas en los primeros años del Reggae. Su primera canción fue “Obserb Life” y se grabó a principios de los 70 por el productor Lee “Scratch” Perry.

Sin embargo, su carrera discográfica no despegó hasta después de ganar un concurso de talentos en el Bohemia Club de Kingston. Su actuación impresionó al productor Winston “Niney” Holness, quien lo invitó a Orange Street, entonces centro de la música jamaicana. Niney produjo una serie de canciones entre las que se incluye la versión original de “Guess Who’s Coming to Dinner”.

Más tarde, en 1977, Michael Rose se unió a Black Uhuru. Dos años después, el grupo despegó hacia la fama bajo la dirección del dúo rítmico Sly y Robbie. De hecho, sus primeros éxitos fueron tan sonados que llamaron la atención de Chris Blackwell de Island Records, quien les contrató para su sello discográfico. En 1985, un conflicto interno con el fundador Duckie Simpson hizo que Rose dejase el grupo, una batalla que cada poco tiempo vuelve a repetirse, como os contamos hace unos meses. Precisamente, en ese año 85, ganaron el primer Grammy al mejor álbum de Reggae con su Anthem.