Anteriormente, como introducción al universo de este cantante, os hemos compartido los últimos vídeos del nuevo álbum de Marcus Gad, que lleva por nombre Enter a Space .

A continuación os presentaremos el resto del trabajo que incluye este EP junto a Tamal, el beatmaker parísino, donde se nos propone un viaje espiritual muy intenso.

Filosofía y raíces

Con este nuevo proyecto, el artista francés de Nueva Caledonia nos pone en frente de cuestiones tan profundas como el sentido de la vida, la necesitad de volver a lo esencial, la belleza de la naturaleza y lo importante de protegerla con consciencia día a día. Por cierto, para escribir estas valiosas letras, el artista se ha inspirado en la filosofía hindú del Advaita Vedenta.

El EP salió a la venta el pasado 01 de marzo y cuenta con 6 pistas. Como decíamos, Marcus Gad ha construido una gran experiencia sensorial junto a Tamal, quienes han creado una simbiosis perfecta entre música y letras, donde se juega con estilos que van del Roots meditativo al Rap pasando por influencias Soul o Blues.

Además, también tienen su protagonismo los ritmos africanos, como en “Inna natura”. No obstante, esta canción es un poco tribal, parecida a un canto litúrgico con la voz penetrante y cautivadora del griot de Losso Keita. Sin duda, una colaboración fascinante que nos hace entrar en un verdadero trance musical dedicado a la Madre Tierra.


La música es magia

Ciertamente, se podría decir que cada tema goza de un poder hipnotizante, gracias a la maravillosa mezcla de estilos. El álbum arranca con la suma delicadeza de la canción que da nombre a este proyecto, Enter a space”, con sonoridades muy roots y un toque de soul. El Hip-hop viene a sorprendernos en “River” para transmutar sutilmente la energía Blues que nos aporta el piano que aparece al principio de la canción. Flauta india, saxo, piano y coros vienen a contribuir a la dinámica espiritual del proyecto, sobre todo en “I Want To Know”.

Del mismo modo, una linda melodía étnica creada por la guitara africana N’Goni nos hace viajar de nuevo en Live Up To The Day”. Es un tema mas Pop Soul, con suaves intervenciones sintéticas, con el que acabamos la exploración del universo de Marcus Gad. En efecto, Prayers” es la ultima canción. El violín, como si fuese una canción de cuna, hace de este tema algo muy elegante y dulce para profundizar en la búsqueda de si mismo y la observación consciente del mundo.

Dulzura, simplicidad, gran dominio en producción musical y montaje hacen de Enter A Space un álbum de gran calidad y riqueza.