Los artistas del Reggae y el Dancehall siempre han confiado en los conciertos para poder obtener sus ingresos, en lugar de la venta de discos.

La incapacidad para llevarlos a cabo en países como Estados Unidos, Canadá o el Reino Unido disminuye, en gran medida, su potencial y, a su vez, les limita en cuanto a todas esas oportunidades de «mostrarse» que ofrecen estos países, ya que allí residen un  elevado número de seguidores de esta cultura.

Recientemente, los Estados Unidos han vuelto a conceder a Busy Signal la posibilidad de acceder al país después de un paréntesis de 15 años. En 2012, el deejay de Dancehall fue extraditado a los Estados Unidos. Allí se le declaró culpable de fuga bajo fianza por un caso del 2002 y según la nueva sentencia del juez tenía que pagar 30.000$ y pasar 6 meses en la cárcel antes de ser deportado a Jamaica, aunque tan sólo pasaría cuatro meses entre rejas.

Repasemos estos acontecimientos, en marzo del 2002 el Tribunal del Distrito de Minnesota juzgó a Busy Signal por cargos de conspiración de nivel 4 por posesión de cocaína con intención de distribuir. Por cierto, el nivel 4 es un indicador de conspiración para distribuir cinco kilogramos o más.

El 21 de mayo 2012, Busy Signal, de nombre real Glendale Gordon, regresó a Kingston tras una gira europea gira por su aclamado álbum Reggae Music Again (VP Records), que llegó a alcanzar el número 3 en la lista de álbumes de Reggae de Billboard. Entonces, en el mismo aeropuerto, el artista fue detenido y posteriormente extraditado a los EE.UU. por fugarse cuando se encontraba en libertad bajo fianza por el caso de drogas de 2002.

De nuevo en un tribunal de Minnesota, el 19 de julio, Busy se declaró culpable de la eliminación de su dispositivo de pulsera de seguimiento del tobillo y de huir a Jamaica hace diez años. El jamaicano cumplió condena en la prisión de Condado de Sherbourne en Minnesota y fue puesto en libertad antes de lo previsto en noviembre de 2012 por buen comportamiento. Entonces, como decíamos anteriormente, el deejay sólo cumplió cuatro meses entre rejas, un mes en la Penitenciaría General de Kingston y tres meses en Estados Unidos.

http://www.dothereggae.com/portal/category/xtra/videos/

Supuestamente, el artista tenía que haber sido sentenciado entre 12 y 18 meses, pero el juez observó una conducta muy positiva en los últimos años y por ello decidió su reducción de condena. Por ejemplo, en 2009, el artista donó 12 ordenadores a una escuela o en 2011 habló ante unos estudiantes para concienciarles sobre las relaciones sexuales y el SIDA. Más adelante, el artista ha seguido realizando un trabajo comunitario a través de su Fundación Busy Signal, que entre otras cosas está ayudando a los niños más desfavorecidos.

Busy Signal es la última estrella jamaicana a quien se le ha devuelto el visado para poder viajar a Estados Unidos. El año pasado, artistas como Sizzla, Aidonia o Elephant Man ya tuvieron esa misma oportunidad.

En muchos de estos casos no se han llegado a divulgar las razones de la rescisión de estos visados, pero siempre se ha especulado sobre que la prohibición de viajar a Estados Unidos es debido a las letras ofensivas de algunas de las canciones de estos artistas. Los problemas en cuanto a las relaciones públicas entre el Dancehall y EE.UU fueron exacerbados por el encarcelamiento de megaestrellas como Buju Banton o Vybz Kartel.

Sin duda, todas estas restricciones han afectado a la imagen del Dancehall, y va a ser muy difícil recuperarla. El momento álgido de esta situación ocurrió en 2010 cuando Seguridad Nacional prohibió a Bounty Killer, Beenie Man, Mavado, Aidonia o Ricky Trooper entrar en sus fronteras, una medida sin precedentes, mientras que los EE.UU. y Jamaica estaban en desacuerdo sobre la extradición de Christopher «Dudus» Coke, a pesar de que nunca se estableció una conexión entre los artistas y el reputado capo de la droga de Jamaica.

 

spannabis2020_2