En este último periodo, hemos visto como han aparecido un importante número de nuevos productores por estas latitudes.

Pero, ¿qué originalidad reside en estas propuestas? Y, ¿qué ocurriría si a la hora de responder esta pregunta tuviéramos en cuenta las posibilidades de la Inteligencia ARtificial?

Capacidades Humanas Vs Inteligencia Artificial

Es un hecho que hay demasiados productores noveles que ni siquiera reúnen conocimientos musicales. Digamos que al principio simplemente producen por intuición, o mejor dicho por pasión, a través de las ventajas que aportan los distintos softwares del mercado. Por ese motivo, en este artículo veremos qué ocurre cuando la inteligencia artificial compone música. En realidad, si hubiese que reconocer un problema sería el de que muchos humanos componen como máquinas en base a esquemas identificados en canciones anteriores. Más que nada, tienen la idea de que su canción debe encajar en un género determinado con todo lo que eso significa. En ese sentido, no hay tanta disparidad con la inteligencia artificial. Por lo que la diferencia estará en la innovación, originalidad o lo imprevisible. Algo que verdaderamente lleve a los oyentes a otro nivel sensitivo

Si seguís un poco los avances en el mundo de la tecnología. Sabréis que cada día aparecen nuevos logros en el campo de la inteligencia artificial. Las capacidades humanas se están igualando, o incluso superando. Pero, ¿qué ocurre en el mundo de la música? Pues veréis, ya habría hasta que preguntarse sí seriamos capaces de identificar si una canción ha sido compuesta por una persona o por una inteligencia artificial.

La melodía y la letra

Antiguamente, se decía que las repeticiones eran la primera pista que delataban si una composición era digital o había sido grabada por una banda. De ahí que pronto apareciese la opción de “humanización” en los softwares para crear sonidos y melodías menos “automatizadas”. ¿Cuáles serían entonces las claves para determinar si se trata de una composición humana o artificial? Sin duda, algunos de los puntos básicos serían la melodía o la interpretación instrumental

Probablemente, relacionemos inteligencia artificial a las músicas más electrónicas por la “facilidad” relativa de su composición y, sobre todo, por la regularidad de estas canciones. El caso, es que también se han publicado ejemplos en los que la inteligencia artificial ha creado una canción con letra. Esto rompería nuestras ideas, ya que la letra es algo que podría inducirnos a pensar que hay intervención humana. De hecho, quizá podríamos creer que se trata de una persona cuando escuchamos un contenido y una coherencia entre los versos. Pero aún sabiendo esto podríamos estar ante un caso de inteligencia artificial.Steel Pulse @ Sala Penélope (Madrid)

La innovación

No obstante, las inteligencias artificiales ya dominan desde hace mucho tiempo términos como la complejidad y la innovación. Por lo que es muy fácil engañar hasta a los expertos musicales. A ver, si comparamos estos conceptos con los seres humanos, ser moderno no significa saber innovar. Es más, como decíamos anteriormente, suele ocurrir que los compositores noveles recurren a los clichés y composiciones que siguen creaciones anteriores. Esto justamente ya es superado por las inteligencias artificiales, quienes son capaces de sorprendernos por la variedad y originalidad.

Por último, debemos de ser conscientes que siempre habrá un mínimo de humanidad aunque la composición la haga una máquina. Es decir, la inteligencia artificial ha tomado como ejemplos las obras musicales de la humanidad. Eso y que ha sido el propio ser humano el que ha creado la inteligencia artificial. Y ojo, aquí sólo hemos hablado de las producciones musicales. Pero también habría que pensar en qué es lo que está ocurriendo con las selecciones musicales y su relación con la inteligencia artificial.