Continúan los problemas con el Dancehall en UK: Alkaline y la policía

Ayer finalizó el New Level Unlocked UK Tour de Alkaline, una gira que se ha visto seriamente perjudicada por las cancelaciones por parte de la policía.

Unas horas antes del comienzo de su segundo show, programado por Piccadilly Banqueting Studios en Sparkhill, la policía de Midlands anunció en las redes sociales que el concierto había sido cancelado.

Si tienen planeado ver la actuación de Alkaline esta noche en Sparkhill desafortunadamente hemos tenido que cancelar el evento debido a ciertos problemas”, fue el comunicado de la policía a través de las cuentas de Facebook y Twitter.

La explicación más completa dice que la decisión fue tomada tras la reunión entre la policía, el promotor y los encargados del lugar del evento después de haber recibido información creíble y específica que elevaba la sospecha de que iban a surgir problemas de seguridad pública.

Esto sucedió una semana después de que se cancelara la primera fecha del artista en Luton, por la policía de Bedfordshire, dando como motivo que tras sus evaluaciones en el evento podría haber riesgo de crímenes y desorden.


Esta información de cancelaciones de shows, junto con la que os proporcionábamos hace unos meses de que se está empezando a prohibir el dancehall en clubs de Reino Unido, para más datos ver este link, provoca una serie de dudas acerca de qué es lo que realmente está sucediendo.

¿Es verdad que ha habido altercados en eventos de dancehall o cual es el origen por el que las autoridades estén vetando las fiestas y actuaciones de este género musical? Aprovechamos para recordarte el artículo «¡Dejad de culpar al Dancehall» de hace unas semanas.

Viajamos al sur de Londres, más concretamente a Croydon donde se ha abierto una investigación ante el gran número de reclamaciones por el suceso del Dice Club, debido a la prohibición de reproducción de música Dancehall por parte de la policía, considerándolo como un género inaceptable.

Las fuerzas de seguridad afirmaron que las acusaciones no tenían un matiz racista, aunque los dueños del club insisten en que incluso se les ordenó no permitir la entrada a clientes de origen africano.

Ahora, el ayuntamiento de Londres ha puesto en marcha una revisión de las licencias de los locales nocturnos en toda la ciudad y ha declarado que Croydon está pasando por la mayor transformación de todo el núcleo urbano y que su «economía de la noche» debería de crecer asegurando un bienestar conjunto para ofrecer un área atractiva, apasionante y a la vez segura.

croydon dice


spannabis2020_2