En esta ocasión, vamos a adentrarnos en los primeros años de la carrera de Bob Andy.

Sin duda, uno de los mejores y más activos cantautores de la isla.

bob andy b-n
Bob Andy

Un joven llamado Keith Anderson

Bob Andy, de nombre real Keith Anderson, nació el 28 de octubre de 1944 en Kingston, Jamaica. Tuvo una difícil infancia debida al maltrato por parte de su madre. Por esa razón, su relación familiar acabó en los tribunales quedando bajo la tutela del estado.

El inicio de su viaje musical arrancó en la casa de acogida de Maxfield Park. En este lugar, el joven Keith se encontró con un piano, donde se sentó durante días y noches para familiarizarse con los sonidos de este instrumento. En realidad, disfrutó de la maravillosa oportunidad de estar muy cerca del Champion House Club. Allí fue la primera vez que se encontró con Chris Blackwell y donde vio tocar al pianista Tony Gregory, a quien luego emulaba cuando volvía a casa, tras haber memorizado las posiciones de los dedos del popular músico jamaicano.

El crecimiento de un artista

El haber crecido en la casa de Maxfield Park no sólo le trajo el contacto con el piano, sino también sus primeras colaboraciones musicales. Por ejemplo, asistió a la iglesia de Kingston Parish, donde perteneció al coro. Además, en el grupo de scouts conoció a Tyrone Evans, que estaba fascinado por como tocaba el piano el niño que conoció como Keith Anderson. Ellos formaron el núcleo de un grupo llamado The Binders, aunque su relación fue más conocida tras fundar The Paragons junto a Howard Barrett.

Con el paso del tiempo, Bob Andy trabajó en el Hospital de Bellevue. En esa época comenzó a enamorarse de la voz de su cantante favorito, Sam Cooke, tras haber escuchado su «Darling You Send Me». Asimismo, los sonidos de Elvis Presley, Nat King Cole, Harry BelafonteFrank Sinatra le llegaron gracias al sound system pionero de King Edwards The Giant.

bob and marcia
Bob Andy y Marcia Griffiths

La confirmación

Poco después, se incorporó a las filas de Studio One de Coxsone Dodd. Allí obtuvo su primera gran experiencia musical, cuando veía como la música cobraba la vida a su alrededor. En este mágico lugar fue donde pudo conocer al legendario Jackie Mitto, uno de los mejores teclistas que han salido de Jamaica.

Por entonces, se puso a escribir letras para gente como Ken Boothe o Delroy Wilson. A continuación, registraría sus primeras canciones como «Crime Don’t Pay». Su rutina a la hora de grabar consistía en llegar temprano una mañana al estudio, se fumaba un spliff y se sentaba frente al piano para desarrollar sus composiciones, como fue el caso de «I’ve Got to Go Back Home».

Su relación con el reconocido productor Harry J llegó con «Young, Gifted and Black». En aquellas sesiones, Andy trabajó con Marcia Griffiths bajo el nombre de Bob and Marcia. Este single fue todo un hit en UK y le dio la posibilidad de aparecer en el programa televisivo Top of the Pops y embarcarse en una gira con gente como Elton John y Gilbert O’Sullivan.

La explotación en los primeros años del Reggae

En aquella temporada, el artista no estaba recibiendo ningún dinero, pero en Inglaterra se rumoreaba que Harry J estaba haciendo mucho cash. Ya de vuelta a Jamaica, Harry J dijo que el dinero estaba en Inglaterra y no en su bolsillo. No obstante, Andy siempre afirmaba que al salir de Jamaica Harry J no tenía un estudio, pero cuando volvieron ya tenía un estudio y un nuevo Mercedes Benz.

Su primer cheque de royalties llegó con «Games People Play»: 675£. Esta canción fue realizada a través de una conexión con Luther Dixon y se podría decir que fue su primer gran éxito. Poco después volvió a Inglaterra por su cuenta y grabó «Pied Piper», lo que le posibilitó una nueva gira por la isla británica junto a Marcia. Sin embargo, Marcia comenzó a cantar con I-Threes, Bob Andy le había escrito temas tan famosos como su «Feel Like Jumping», entonces él se desilusionó con el negocio de la música y exploró otras cosas, como el baile creativo con la National Dance Theatre Company (NDTC) o su conocida interpretación en la película  Children of Babylon.

La recomendación

Por último, nos gustaría recomendaros su «Bob Andy’s Song Book», uno de los álbumes mas venerados de toda la historia de la música Reggae. Este trabajo es una recopilación de algunos de los singles que grabó para Clement ‘Coxsone’ Dodd entre los años 1966 y 1968. Sin embargo, el álbum no fue publicado hasta 1970, lógicamente a través de Studio One.

Como curiosidades, en este álbum se pueden escuchar las voces como coristas de Bunny Wailer y Peter Tosh. Además, la banda que registró las melodías fue la mítica The Soul Vendors, quienes tenían a músicos tan ilustres como Jackie Mittoo o Roland Alphonso.

cbdhempbusinessfair2022_330